Encuentra lectores para tu libro

Consigue que una editorial lo publique

Publica tu libro

Alberto Martínez_autor de Ranish_autopublica tu libro con Entreescritores_entrevistas autores

Alberto Martínez, autor de `El árbol de la existencia´ y `Ranish´: “Busco conmover a mis lectores y hacerles reflexionar”

Para Virginia Wolf cada experiencia vital del escritor podía encontarse plasmada en sus obras y Alberto Martínez viene a corroborar esta afirmación. La vida llevó a este joven ingeniero hasta la narración y del relato dio el salto a la ciencia ficción más poética con “El Árbol de la existencia” y “Ranish”. Hoy nos habla de cómo hilvanó todas sus historias.

¿Cuáles fueron tus primeros pasos como escritor?

“Viajeros hacia el Edén” fue mi primera incursión en la narrativa. Unos libros que todavía, pese a que el estilo estaba definiéndose, me dejan el corazón en un puño cada vez que los leo. Tengan en cuenta que fueron unas novelas que, en conjunto, tenían una extensión de casi seiscientas páginas y que escribí en poco más de un año. La última que he escrito me ha llevado el mismo tiempo, y en cambio no excede de las ochenta páginas. Estas primeras obras hablaban y se centraban en unos personajes que en otras escritas posteriormente aparecen de forma más sutil. “El Árbol de la Existencia” es una secuela de estos primeros libros que contienen las aventuras que mejor logré grabar en la mente de mis lectores. Todavía hay quien me para de vez en cuando para decirme que aún recuerdan aquel primer suceso de los muchos que tuvieron lugar en mis primeras obras. Me dicen que en el momento en que lo leyeron sintieron cómo eran sacudidos por un cúmulo de emociones. Si algún día se me recuerda como escritor, estoy seguro de que será por aquella primera imagen que quedaba automáticamente impresa en la mente del lector, a partir de la cual muy pocos dejaban de leer.

Es una lástima que no esté colgado “Viajeros hacia el Edén” en Entreescritores pero autopubliqué la trilogía aunada en un tomo, en formato papel.

 

¿Qué te llevó a autopublicar tus novelas?

Me siento más satisfecho sabiendo que mi obra está siendo leída. Un escritor novel siempre ha de decantarse por la autopublicación, puesto que lo tiene muy difícil para que las editoriales le den una oportunidad. Algo lógico dada la cantidad de escritores no editados. La editoriales rara vez aceptan un manuscrito de un escritor desconocido.

Otra opción es participar en certámenes literarios, y cruzar los dedos.

La opinión de un lector que lee una novela por la que no se ha visto obligado a pagar suele tener un valor igual o mayor que la del que ha invertido en su adquisición. Normalmente, ese dinero gastado hace que el lector se sienta más obligado a leer, con tal de sacar el mayor provecho posible a su compra, para que no haya sido en balde.

 

¿Por qué decidiste publicar tus libros en Entreescritores?

La razón es que, y no creo que sea el único de este parecer, me abría la puerta a hacer llegar mis obras a los lectores y, por supuesto, ofrece la posibilidad de que una editorial interesada se decida a publicar una obra mía. Siempre he buscado que mis libros lleguen al público, independientemente de que haya o no un beneficio económico por esta causa.

 

 

Eres un autor de ciencia ficción ¿Cuáles han sido los detonantes de tu pasión por este tipo de narrativa?

Enmarqué mis obras dentro de la ciencia ficción porque la temática suele acercarse más a la de este género. Pero nada más lejos de la verdad. Supongo que mis conocimientos de ingeniería aplicados a la literatura han influido en esta consideración. No me gusta la ciencia ficción, aunque he leído algunas obras de Isaac Asimov y de Arthur C. Clarke. La temática de mis obras es fruto de una narrativa que baraja, al igual que yo me veo obligado a hacer en mi día a día, el equilibrio entre las ciencias y las letras.

Me encantan las obras de Buero Vallejo. Muchos podrían opinar lo contrario en lo referente al género de mis obras dada la sinopsis, sobre todo, de mi libro “Ranish”. Esta novela contiene una verdad absoluta que no puedo revelar, e independientemente de lo que diga la sinopsis de este libro, el argumento trata de algo totalmente distinto de lo que en apariencia se dicta. ¿Por qué habría de insinuar, aunque superficialmente, el secreto de una historia que contiene una realidad perfectamente tangible?

Recuerden “El niño con el pijama de rayas”. Solo el título hace que el posible lector imagine un argumento distinto, cuando ese título es en realidad la conclusión errónea de un niño que observa la falsa realidad que le han hecho ver, como en “Ranish”. No estoy diciendo con esto que “El niño con el pijama de rayas” haya sido la fuente de inspiración, solo me he limitado a exponer dos puntos en común entre ambas.

Citaré ahora dos obra que han sido un fiel apoyo para escribir. Son “El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha” y “La Torre Oscura”. Debo de reconocer que me gustan las historias largas. Hay muchas otras obras, pero las principales son estas.

 

Primero fue “El Árbol de la Existencia” y luego “Ranish”. ¿Qué tienen en común?

Que son los personajes la razón de la historia. Para quien no lo comprenda decir que no son los protagonistas los que sufren el cambio de su mundo y el transcurrir de acontecimientos, sino que son el mundo y los acontecimientos los que sufren cambios por causa de los personajes.

 

Los lectores de “El Árbol de la Existencia” afirman que tiene una parte poética ¿Qué tienes que decir?

En mis obras la narrativa poética la necesito como recurso. Siempre me sucede que, conforme avanzo en una novela, el argumento tiende a volverse más poético. Se debe a que yo no planifico mis obras. Alguna vez he tenido una ligera idea de cuál sería el final, pero acaba siendo muy diferente a como pienso en un principio. Yo veo este sistema como un punto a favor, pues considero que, si el escritor no tiene la certeza de qué rumbo va a tomar su historia, cuánto más emocionante será para el lector. La narrativa poética es necesaria a la hora de recrear historias que se desarrollan a dos o más niveles.

Hay quien afirma que mis libros necesitan de una lectura pausada para su comprensión, y es cierto, además de que se deban leer sin hacer pausas demasiado largas entre lecturas, pues, sobre todo en “El Árbol de la Existencia”, es necesario hacer un poco de memoria para alcanzar la comprensión de sucesos que sucedieron tiempo atrás. Los lectores han de tener presente que nada de los que sucede en mis obras es casual, aunque a primera vista parezcan historias sencillas. Cierto, contienen situaciones extrañas y sin explicación aparente, pero todo tiene una razón, y si se presta la atención suficiente y, aún más importante, se recuerda, se hallarán todas las respuestas. Parecen simples historias de un primer vistazo, pero alcanzan tal complejidad que solo gracias a un estilo narrativo con matices poéticos soy capaz de relatarlas.

 

¿Cuál ha supuesto un reto mayor?

Todo lo que escribo me lo propongo como un reto a batir en sí mismo. Siempre escribo con el afán, no solo de superarme, sino de que la obra supere mis expectativas, y nunca he considerado que un libro me haya exigido más esfuerzo que otro. Yo me sacrifico al máximo cuando se trata de escribir, y disfruto haciéndolo.

 

Lizana afirmó que mantiene el equilibrio entre ciencia ficción y realismo gracias a “su parte humanista” ¿Y tú?

Supongo que parte de esta pregunta ya ha sido contestada. No obstante, decir que mis obras también tienen un carácter humanista, sobre todo “Ranish”. Siempre he buscado conmover a mis lectores, mostrarles el interior de las personas y hacerles reflexionar. Que cada vez que terminen un libro mío, no lo olviden.

 

¿Destacarías la obra de otro autor en Entreescritores?

Me gustaría destacar la obra “Cuentos de niños pero no para niños”, de Federico Escudero. Es un relato con fuerza y profundidad.

 El arbol de la existenciaRanish

Email this to someoneShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrTweet about this on Twitter