Encuentra lectores para tu libro

Consigue que una editorial lo publique

Publica tu libro

Espido Freire: “El lector de ensayo puede acercarse porque compartís una obsesión y no volver a leer nada más tuyo. El de novelas, si le atraes, te dará otra oportunidad”

Un premio literario supone una garantía para el lector sin embargo pone en la picota de la crítica al  escritor. Recibir el Premio Planeta en el año 1999 supuso la entrada por la puerta grande en la literatura de Espido Freire -la escritora más joven en alzarse con el galardón-, quien lejos de alejarse de la literatura o tomarse un largo descanso se volcó en cada una de sus obras, hasta superar la veintena. La más reciente, “Para vos nací”, es una suerte de ensayo que nos descubre a una Teresa de Jesús desconocida y apasionante.

 

Inmersa en la promoción de “Para vos nací” ¿Siguen siendo efectivas las presentaciones para despertar el interés del lector?

Yo creo que cuando alguien se acerca a una presentación la curiosidad ya está activa, y presente. Para atraer su atención se emplean otras técnicas, como las entrevistas, o la aparición en medios.

 

¿Crees en la fidelidad de los lectores hacia un autor?

A mí me la han demostrado a lo largo de los años y de los libros.

 

Más de veinte obras a tu espalda y sin embargo hasta “Por vos nací” no te adentraste en la vida de ningún personaje ¿Por qué elegiste a Teresa de Jesús?

Bueno, eso no es del todo correcto: en “Querida Jane, querida Charlotte” ya seguía los pasos de las tres hermanas Brontë, y en “La flor del norte”me metía en la piel de Kristina de Noruega. Pero Teresa era una asignatura pendiente, una personalidad avasalladora sobre la que hace años que deseaba escribir.

 

¿Sólo una mujer puede entender la personalidad de otra mujer?

No creo que eso sea así: nos limitaría muchísimo a la hora de entender al otro. Quiero pensar que la empatía no conoce límites de tiempo, de edad, de género o de país. Aún así, espero que mi visión de Teresa se beneficie de los puntos en común que compartimos.

 

 

¿Cómo te preparaste para este mes con Teresa de Jesús?

Releí lo que ya conocía, y leí lo que no había leído, sobre todo su correspondencia. Cuando enlacé lo que conocía con lo que no, leí también varias biografías de perspectivas y autores distintos. Después pensé que, al fin y al cabo, una mujer tan actual debía ser interpretada para nuevos lectores y para los tiempos nuevos.

 

¿Por qué Teresa de Jesús sigue siendo actual?

Era espontánea e impulsiva, espiritual, distinta, original en su vida y en su obra, una amante de las palabras y la comunicación entre personas. Una defensora de la visión personal y del autoanálisis, capaz de una mirada honesta hacia sí misma en un momento en el que conceptos como subjetividad o autocrítica no existían. Creo, además, que fue una luchadora por la felicidad individual, que en su caso radicaba en su particular visión de Dios.

©Nika Jimenez copy
“Para vos nací” evoca en parte a “La ridícula idea de no volver a verte”, en la cual Rosa Montero nos acerca a una Marie Curie muy torturada por la vida.

¿Eso creéis? Para mí es una gran elogio. Disfruté y lloré mucho con esa obra. Yo no la veo tan similar, sobre todo por la estructura, por la ausencia de imágenes, en mi libro, por el enfoque… pero es cierto que ambas traen a la vida a dos grandes mujeres sobre las que quizás tuviéramos una visión distorsionada.

 

En enero Joan Tarrida, editor de Galaxia Gutenberg, declaró en Babelia que el lector de ensayo es menos circunstancial, más fiel

También es menos frecuente, más selectivo, y en cierta medida, más fanático de un tema determinado que de un autor que el lector de novela. Un lector de ensayo puede acercarse a ti porque compartís una obsesión y no volver a leer nada más tuyo porque la temática no le interesa. El de novelas, si le atraes, suele darte otra oportunidad por el estilo o por la voz narrativa.

 

Has tocado temas sociales y a veces tabú como la bulimia o el acoso escolar –“Cuando comer es un infierno”, “21 relatos sobre el acoso escolar”- ¿Qué buscas con “Para vos nací”? ¿Hacerle justicia a un precedente feminista?

Intento romper con una imagen de Teresa que se nos ha mostrado estereotipada, o limitada en muchos casos. Me gustaría que un lector reticente se animara a verla con otros ojos, a descubrirla más allá de los retratos, de las esculturas o de las frases que haya escuchado de ella. En otras palabras, quisiera compartir mi fascinación  por ella, en un año en el que oirá hablar mucho de la Santa, pero quizás poco de la mujer, de la escritora, de la niña, de la amiga…

 

 

Resulta interesante la manera en que rompes el orden cronológico en tu ensayo

Muchas gracias. Me parecía atractiva la idea de acercame a ella por temas, que el lector pudiera seguir el orden que le propongo o picotear a su antojo si le interesa un aspecto u otro… como en Rayuela, o como en una enciclopedia. Al fin y al cabo, aunque no lo asocie, el lector sabe mucho más de lo que cree sobre Teresa de Jesús.

 

¿Han influído los nuevos hábitos de lectura en la estructura de tu obra? -Usamos agregadores y optamos por lecturas puntuales que no requieren de continuidad en el tiempo-

No soy consciente de ello: no creo. En otros libros, como en “Cuentos malvados”, microcuentos estructurados en siete partes, sin duda es así. Pero con este ensayo elegí 31 aspectos distintos de una mujer muy rica en matices, muy distinta y contradictoria. Me parecía que la idea de dedicarle un capítulo, un “día” a cada faceta podía resulta clara y bien definida. No había otra intención.

Email this to someoneShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrTweet about this on Twitter

1 comment

  • Mentxu Baldazo

    Gracias Espido, ¡disfrute muchísimo en el curso de verano de la universidad UPV/EHU en Donosti.

    Ahora empezare a disfrutar con tus libros. Ya he comenzado “Melocotones helados” y promete. Tengo para una temporada porque si puedo iré leyéndome los todos poco a poco.
    Seguiré con “los malos del cuento” y “para vos nací ” del que ya he leído la reseña y promete.

    ¡Mucha suerte con tu libro!
    Un abrazo