Encuentra lectores para tu libro

Consigue que una editorial lo publique

Publica tu libro

Gabriel Aznarez, autor de “Los Andaluins y los 7 portales”

Sin título 2

¿Cómo se “recicla” un arquitecto en “cuentista”?

No es tan difícil como parece, para ambas carreras se necesita una cuota alta de imaginación y creatividad.

Para crear una construcción antes que nada se precisa de una buena base sobre la que apoyarse y luego para que esa obra alcance la grandeza que uno espera, necesita de una estructura firme y sólida y por supuesto de una planificación detallada.

Para la creación de un cuento, de una novela, también se necesita de una base sobre la cual empezar, de una estructura, que no será tan rígida, pero debe de existir para ir armando la historia de forma más o menos ordenada y evitar que queden muchos cabos sueltos, y de una buena planificación para llegar a buen puerto.

Por eso estoy convencido que mi vocación en el área de la arquitectura influyó en mi nueva pasión y en mi manera de crear, ahora, obras en tinta y papel…

 

¿Diría que los autores suramericanos tienen más dificultades que los españoles a la hora de ser publicados en América del Sur?

Creo que todos los escritores, independientemente de su nacionalidad, encuentran enormes dificultades para conseguir esa ansiada “primera edición”. Hoy las editoriales se han transformado más en un negocio que en un foco de distribución de la cultura como lo eran antes. Los editores de antaño encontraban su mayor satisfacción en la búsqueda de nuevos talentos, hoy éstos se han transformado casi en agentes financieros en busca de la mejor rentabilidad del negocio y con poca voluntad de riesgo. Sólo las pequeñas editoriales preservan aquel espíritu idealista de antaño.

Lo que sí creo, es que el escritor español, una vez que ha sido publicado, ve como su obra fluye naturalmente hacia el resto de los países de habla hispana mientras que a los escritores suramericanos eso no le sucede de igual manera. Para los españoles es como un decantamiento natural mientras que para los suramericanos, un nuevo Himalaya que trepar…

Y esto no lo digo en forma de crítica, si no que es una mera apreciación de la realidad. Y tiene sus razones bastante obvias y quizás hasta compartibles: las grandes casas editoriales españolas tienen sus filiales en casi todos los países de habla hispana y con razón tratan de insertar a sus autores en donde más puedan, mientras que las casa editoriales locales no tienen, la capacidad de instalarse en otros países de la misma manera y hacer lo mismo con sus propios autores.

Desde el punto de vista cultural, España es un emisor de cultura y Latinoamérica es un receptor, con algunas excepciones por supuesto como Méjico, etc. Ojalá con el tiempo esta balanza se vaya nivelando y todos podamos ser emisores y receptores en igual medida. En Suramérica hay excelentes escritores en todas las áreas y tenemos cosas que queremos compartir con el resto del mundo.

La saga de Los Andaluins lleva ya cinco libros publicados y el sexto en proceso de edición. Todos los libros han sido Best Sellers en Uruguay y ellos me han regalado además el privilegio de haber recibido el premio Bartolomé Hidalgo como mejor libro de literatura infantil y juvenil del Uruguay en el 2010

 

Al poco tiempo de iniciar tu carrera como autor te publicó una editorial, siendo así ¿Qué te ha llevado a probar la auto publicación en una plataforma de origen español?

Fue esa necesidad de conquistar nuevos horizontes. Uruguay, además, es de por sí, un caso aparte. Somos un país muy chico desde el punto de vista poblacional con menos de 4 millones de habitantes, y el mercado, para cualquier cosa está muy acotado… Sólo por poner un ejemplo: aquí, cuando un libro alcanza los 2.000 ejemplares vendidos es considerado un Best Seller. Parecerá poco, pero en relación, para alcanzar el mismo porcentaje de ventas, en Argentina se deberían alcanzar los 20.000 y en México los 200.000 libros vendidos.

No voy a decir que un libro es como un hijo, porque realmente no es así como lo siento, pero al igual que con un hijo, uno ansía que esa obra, esa creación, alcance el máximo potencial del que es capaz. Y en Uruguay solamente, eso no se consigue de ninguna manera.

Yo sueño con que Los Andaluins alcancen su máximo potencial y por eso estoy buscando llegarle al máximo público al que yo le pueda llegar, y en eso he estado trabajando éstos últimos 6 años.

 

¿Qué se siente al ser considerado el precursor de la literatura fantástica de Uruguay?

No fue algo pensado. Cuando se me dio por escribir, comencé con el género que más me apasionaba, el género fantástico. Era lo que más me gustaba leer, las aventuras que me hubiera gustado vivir y lo que naturalmente me gustaba contar en mis cuentos.

En Uruguay no existía una literatura fantástica propiamente dicha y yo, accidentalmente, me transformé en el primero en incursionar por ese camino. Por supuesto que cuando comenzaron a considerarme de esa forma, me dio un orgullo enorme. Siempre es bueno ser el primero en algo (cuando hablamos de algo lícito, por supuesto) y más siendo alguien que no provenía de los círculos de la cultura uruguaya sino de un ambiente un poco más técnico. No puedo decir que el camino fue fácil ya que, por ese motivo justamente, al principio mis obras recibieron bastante resistencia de una parte de la élite cultural. Pero eso, por suerte, con el tiempo y la perseverancia, se ha ido superando.

¿Qué ventajas le ofrece la auto publicación a un autor que ya ha sido publicado en papel por una editorial?

Aún estoy experimentando y no alcanzo a ver con claridad un objetivo en la auto publicación, más allá de simplemente existir, decir “acá estoy”. Tengo clarísimo que es la plataforma del futuro y que uno no puede quedarse por fuera de este fenómeno, pero este camino se me está volviendo muy tortuoso. Y es que la internet se ha convertido en un universo demasiado vasto para alguien de mi generación. Por momentos pienso que comienzo a comprender el mecanismo que lo mueve y un minuto después vuelvo a sentirme completamente perdido como al principio. Pero creo que, básicamente, lo que uno busca en la autoedición, es hacerse conocido y que una editorial se anime a publicarlo en formato papel. Actualmente soy dueño de todos los derechos de mis obras y estoy en busca de una editorial, fuera de mi país, que se anime a hacerlo.

Que una editorial te publique tiene enormes ventajas… El autor sólo tiene que dedicarse a escribir y son otros los que se ocupan de los problemas “menores” por llamarlos de alguna manera. La diagramación, portadas, edición, promoción, ventas, controles, etc. La vida del autor se vuelve tan fácil cuando es otro el que se ocupa de esas cosas…

En cambio en la autoedición uno tiene que ocuparse de todo eso en un universo, como les decía, tan vasto como lo es el océano para el náufrago. Pero para los escritores suramericanos es la única forma de comenzar a hacernos oír en la madre patria y en el resto de los países de habla hispana. La única manera de que nuestras obras trasciendan las fronteras del mundo material. Lleva mucho, mucho trabajo y aún así, la intervención de un milagro. El trabajo lo estoy haciendo desde hace mucho tiempo, espero que también a mí me llegue ese milagro…

En su caso hablamos de toda una saga – la primera de la literatura uruguaya- ¿Cómo se alumbra una obra de tal envergadura?

Cómo te decía es muy gratificante ser el primero en algo… La saga de Los Andaluins lleva ya cinco libros publicados y el sexto en proceso de edición. Todos los libros han sido Best Sellers en Uruguay y ellos me han regalado además el privilegio de haber recibido el premio Bartolomé Hidalgo como mejor libro de literatura infantil y juvenil del Uruguay en el 2010.

Pero es cierto que se trata de un esfuerzo mental bastante importante. Es un trabajo que lleva muchos años… Todos sabemos que las historias que escribimos toman vida propia en algún momento del proceso y si no sabemos guiarlas, pueden tomar rumbos insospechados. En este caso en particular si bien el proceso creativo se fue dando de forma natural, llegó un momento en que tuve que parar casi tres años en la escritura para poder ordenar un universo completamente nuevo que se me estaba yendo de las manos. Y para afianzar aquella base que te decía, sobre la cual tiene que crecer una obra si queremos que esta alcance su mayor potencial, tuve que retrotraerme hasta el mismísimo génesis de la creación de este universo que imaginaba y que quería plasmar en el papel. No tuve más remedio que recrear toda la historia desde sus mismos orígenes, orígenes que paradójicamente, si bien se vislumbran desde las primeras páginas, comienzan a revelarse en los últimos libros…

 

¿Qué les aconsejaría a los autores que deseen publicar segundas y terceras partes de sus obras?

Que sean leales con su historia. Que sean respetuosos del lector, cuando estas segundas o terceras entregas son forzadas, eso se nota… Yo creo que cada escritor sabe cuando una historia da para más, cuando un libro merece una continuación… Es algo que se siente, la misma historia te lo pide.

Que no se conformen con una simple secuela, que busquen siempre que la historia aspire a más, que se siga desarrollando, que siga creciendo. Si el siguiente libro que escribieron no les gusta más que el anterior, no deberían publicarlo.

Que busquen siempre sorprender… El lector es un ser fiel y se merece lo mejor de sus autores. Ha habido grandes sagas de la literatura en la que uno puede decir perfectamente: este libro está de más…

 

¿Dirías que la fantasía es el género en que mejor te desenvuelves?

Creo que sí. Mi espíritu soñador fue lo que más problemas me trajo en mi época escolar. Nunca tuve el poder real para controlar mi imaginación… simplemente se desbocaba sin mi consentimiento y me llevaba a lugares increíbles, en medio de criaturas alucinantes, en plena clase de matemáticas… Y claro, cuando el profesor me preguntaba sobre lo que había dicho minutos antes, yo sencillamente no tenía ni la más mínima idea de qué contestarle. Como entenderán nunca me destaqué como un buen estudiante.

La fantasía me permite liberar la imaginación y dejar que mi espíritu, ya que mi cuerpo no puede abandonar el ordenador, viaje con absoluta libertad y viva las más increíbles aventuras de las que el ser humano sea capaz. De otra forma, ¿cómo podría el hombre viajar al mismísimo sol sin incinerarse en el viaje?

Pero me considero bastante atrevido y me he animado con otros géneros aunque no todo lo que he escrito ha sido publicado. He escrito literatura de ficción para adultos, cuentos cortos, algo de autoayuda e incluso me le he animado a la poesía. Quizás algún día me anime a poner algún verso en internet.

 

¿Qué cree que esperan los adolescentes de una lectura? ¿Qué es lo que nunca debería faltar en una de sus novelas juveniles?

La sorpresa… El día que no pueda sorprender a los lectores con mis historias, comenzaré a escribir libros de historia… ¡Hoy en día es un desafío enorme! Los chicos tienen todo al alcance de un botón llamado “enter” y no es nada fácil competir con eso. Tenemos que ser capaces de generar fantasías aún más atractivas que las que ellos pueden conseguir de forma mucho más fácil, en la web. Por eso es fundamental lo que decía del respeto, respeto hacia la historia que uno escribe y respeto hacia el lector. El adolescente es un lector muy exigente. Si no logra engancharse en las primeras diez páginas, seguramente deje el libro a un lado y nunca vuelva a agarrarlo.

Has inaugurado nuestra sección de clubs de lectura con tu novela, “Los Andaluins y los 7 portales” ¿Qué te ha llevado a probar la experiencia de gestionar un club de lectura en EntreEscritores?

Para el escritor es fundamental el retorno de los lectores, y hoy con la herramienta del Internet eso se hace mucho más fácil. Pero a veces se vuelve un poco desordenado y creo que un club de lectura, en el que varios lectores analizan al mismo tiempo una obra, puede generar una instancia de intercambio muy interesante y fructífera.

En estos años he recorrido decenas de colegios dando charlas a chicos que estaban leyendo mis obras en clase y si bien uno recibe un retorno real no es lo mismo a que los lectores lean la obra pensando en analizarla y dar su opinión y confrontarla quizás frente a otros lectores. Apuesto a que sea una experiencia muy enriquecedora…

 

¡Nuevamente gracias! y saludos a todos en  “EntreEscritores”

Diapositiva1

 

Email this to someoneShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrTweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *