Encuentra lectores para tu libro

Consigue que una editorial lo publique

Publica tu libro

Guillermo Gómez, autor de “Última esperanza zombie: la radio de Vladek”

En medio de una tendencia literaria que a ratos cae en la “mecanismos evidentes” para atraer al lector, Guillermo Gómez, apasionado de la lectura,presenta una visión diferente en su primera novela. Un drama de terror en el que los zombies se convierten en el instrumento para reflexionar sobre la necesidad humana de supervivencia.

Guillermo Gómez¿Por qué escribir?

Escribo prácticamente desde siempre aunque cuando empecé a cogerle gusto de verdad fue durante la adolescencia. Una de mis grandes pasiones es la lectura y supongo que, por pura imitación, siempre me ha gustado recrear historias y construir mundos. Además, es una forma más de expresarme. Casi siempre es una necesidad y, con el tiempo, se está convirtiendo en un juego y un gran placer.

¿Por qué autopublicar?

En parte, como parte de ese juego y como experimento. Desde hace ya unos cuantos años, escribo regularmente en mi blog de profesor (http://profesorenapuros.es). Este blog, en un principio, nació como espacio para la reflexión sobre mis clases pero con el tiempo se fue mezclando con mis relatos. Ese es el momento en el que empecé a autopublicar mis escritos literarios. Más adelante, abrí un blog (http://ultimaesperanzazombi.com) en el que fui construyendo una novela de temática zombi. Cuando la trama alcanzó un cierto punto decidí que aquello podía convertirse en una novela más al uso y me planteé probar la experiencia de la autopublicación. Controlar todo el proceso de publicación de tu obra, aunque provoca más de un dolor de cabeza, es al mismo tiempo un proceso apasionante.

 

¿Está viviendo el lector un proceso de cambio para adaptarse a la “nueva literatura”?

No creo que sea el lector quien esté viviendo semejante proceso de cambio. La literatura no ha cambiado tanto por los nuevos medios. Los que están sufriendo ese proceso son los otros actores implicados en el proceso de publicación: los autores, los editores, las librerías… Ellos sí que están enfrentándose a ese cambio, algunos mejor que otros. Los lectores lo que tienen ante sí es una oferta amplísima en la que empiezan a desaparecer algunos intermediarios que les servían, en cierto modo, de filtro entre lo que era publicable y lo que no.

 

¿Cómo ha cambiado la narración de terror desde los clásicos hasta hoy?

No soy un ávido lector de novelas de terror. He leído algunas pero no es el género que más me guste ni el que más lea. Pensando un poco en algunas de mis lecturas, probablemente el gran cambio radique en un cierto abandono de la sugestión, de los elementos simbólicos (los típicos espacios de la narrativa gótica), para dar paso a un terror más visual, más explícito y, en ocasiones, menos cotidiano y más fantástico, como sería el caso de los zombis.

 

Con “Última esperanza zombie: la radio Vladek” te adentras en un género que parece vivir un auge en los últimos años ¿Por qué terror a través de zombies?

El zombi es un personaje muy atractivo. Un ser humano que rehúye a la muerte pero que, lejos de lograr una inmortalidad soñada, pierde todo lo que lo convierte en humano y se transforma en un ser repugnante, violento, destructivo e irracional. El hombre convertido en lobo para el hombre y sin ninguna posibilidad de solucionar diplomáticamente el enfrentamiento: o matas o mueres y te transformas.

 

“Lo más atractivo del género, para mí, es la épica de la supervivencia”

 

¿Existe alguna metáfora oculta?

Recientemente he leído, en varias ocasiones, que la temática zombi renace cada vez que se da una crisis socioeconómica. Analizándolo fríamente, es en sí una clara metáfora de la sociedad que sucumbe ante sus propias contradicciones. Sin embargo, en mi novela no he pretendido llevar al lector a ninguna reflexión de este tipo. Lo que sí que quería era lograr que el lector reflexionara sobre los límites que el ser humano es capaz de traspasar con tal de sobrevivir. En esta primera novela, apenas sabemos nada sobre la vida anterior a la epidemia zombi de los protagonistas. Más adelante, descubriremos más sobre cómo han cambiado sus vidas y cómo se han transformado, para bien o para mal, ellos.

 

El leitmotiv de tu novela es la supervivencia en medio del caos

Al comenzar a gestar la historia, tenía una cosa muy clara. Si hay algo que no me gusta de la temática zombi es la extrema violencia o el gore. Lo más atractivo del género, para mí, es la épica de la supervivencia. Cómo un grupo de supervivientes logra seguir vivo mientras están rodeados de muerte y una muerte que los acecha y ataca a la mínima oportunidad. Eso era lo que yo quería contar. La historia que valía la pena.

 

Tus lectores han alabado la buena estructura de tu novela ¿Cómo lo has conseguido?

Creo que a los lectores les ha gustado el hecho de que la novela huya de los tópicos que se repiten machaconamente en la temática zombi: personaje que queda aislado del mundo y no se entera de que los zombis campean a sus anchas por él hasta que no rodean su escondrijo. Esa puesta en escena está ya demasiado explotada. En “Última Esperanza Zombi: La radio de Vladek” todo lo que conocemos lo descubrimos a través de las emisiones de radio de un personaje. Solo tenemos su visión sobre lo que ocurre. Solo su punto de vista. En realidad, la estructura es muy sencilla y lineal, con las interrupciones de fragmentos extraídos de la “Enciclopedia de los Supervivientes”. Sin embargo, esta estructura nos deja una pregunta en el aire: ¿podemos fiarnos de todo lo que nos cuenta Vladek?

 

¿Habrá segunda parte?

Por supuesto. Estoy trabajando en ella, aunque muy lentamente porque me tienen completamente atrapado una novela negra que tengo entre manos (la primera novela del inspector Cortázar) y los cuentos que suelo colgar en mi blog. Y si me animo, a esa segunda parte le seguirán otras historias de los supervivientes, anteriores y posteriores a los hechos que se narran en esta primera novela.

 

¿Qué ofrece el género de terror a un lector?

El terror nos enfrenta como lectores a nuestros mayores miedos, a veces con la intención de interrogarnos como seres humanos y otras simplemente con el afán de entretenernos. Ese acceso a lo oculto, lo que nos acerca a la muerte, lo que nos eriza la piel, nos atrae irremediablemente, al mismo tiempo que tratamos de escapar de ello. Esa contradicción es probablemente lo que hace tan atractivo el género.

¿Lo que se escribe tiene calidad o se ha caído en “miedo fácil” y violencia gratuita?

Creo que, hoy igual que ayer, hay de todo. Buenos libros y malos libros. Esa idea del “miedo fácil” o la violencia gratuita no creo que sea algo exclusivo del género de terror. Sí que hemos caído en estructuras novelísticas que son “fáciles” en el sentido de que usan mecanismos demasiado evidentes para atrapar la atención de los lectores, sin exigirles demasiado. En el caso de los libros de terror, sí que hay un terror más explícito, menos sugerente, pero sobre gustos no hay nada escrito y hay público para todo.

 

¿Destacarías algún autor u obra?

En cuanto a temática zombi, no me perdería a Max Brooks, un clásico del género. Pero ese puesto se lo ha ganado a pulso. Su novela “Guerra Mundial Z” es la novela más original dentro de la temática zombi que he leído. Puestos a recomendar a un autor español, no me perdería a Carlos Sisí y su novela “Los caminantes”. Ha logrado crear personajes apasionantes. Y, por último, tampoco me perdería esta novela breve: “Mr. Elkins and the Zombies of Elbert County”. Zombis nada violentos que llevan a la reflexión. Un relato muy original y diferente.

 

¿Qué te está aportando el ser parte de EntreEscritores?

La experiencia de autopublicación en EntreEscritores es muy sencilla y muy satisfactoria. Durante este tiempo, he probado diferentes plataformas y si algo destacaría de EntreEscritores es la relación tan directa que se establece con los lectores. La propia plataforma incita a la participación activa de lectores y escritores y eso se nota en el número de comentarios que se dejan en los libros, muy superior al de otras plataformas.

 

¿Qué nos hace diferentes?

Precisamente la cercanía escritor-lector a la que hacía referencia antes es lo que os hace diferentes. En la plataforma hay mucha actividad, probablemente impulsada por el sistema de créditos que tenéis implementado. Este sistema la convierte también no en una mera plataforma de descarga de libros sino en un espacio en el que encontrar nuevas lecturas y compartir tus impresiones sobre las mismas.

última esperanza zombie

 

 

 

Email this to someoneShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrTweet about this on Twitter

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *