Encuentra lectores para tu libro

Consigue que una editorial lo publique

Publica tu libro

Y el lector cambió la manera de escribir

Libros para leer según las reglas del lector

Los editores ya lo intuían en la Feria del Libro de Barcelona (Liber 2014), pero parecía una realidad un tanto lejana, uno de esos experimentos en los que, como siempre, Amazon se lanza a la piscina el primero ¿Se impondrá el modelo de pago a los escritores por página leída?

En unos pocos años se han desarrollado nuevas maneras de consumir literatura derivadas de las propuestas que las editoriales y, sobre todo, las plataformas de autopublicación han ido proponiéndole al lector. La última de ellas, el modelo de suscripción, tiene tantos defensores como detractores, sin sus desarrolladores empiezan a fimar acuerdos potentes con las compañías de telefonía en España y Europa. El ejemplo más destacado lo protagoniza una startup española -rara avis-, @24symbols, que recientemente  firmó un acuerdo con Internet.org, asociación entre Facebook y varias empresas de telefonía móvil para facilitar el acceso gratuito a ciertos sitios de Internet y fomentar la creación de nuevos modelo de negocio. Un servicio no tan accesible como nos parece, ya que según cita  un artículo del diario “El Mundo” tan sólo un 38 % de la población mundial se ha conectado alguna vez a la red.

 @BernatRuiz desde “Verba volant, scripta manent” explica esta unión de fuerzas entre el gigante social de Zuckerberg y la española:

 

“24symbols aportará su aplicación de lectura a los usuarios de Internet.org en Colombia. Dichos usuarios no podrán leer gratuitamente todo el catálogo de 24symbols –más de 200.000 títulos–, pero sí podrán acceder a los 10.000 títulos gratuitos, en castellano e inglés, que ofrece.”

 

Por lo visto Nubico, el buque insignia literario de Telefónica, se queda fuera del “pastel”, pero volvamos al origen del artículo. Internet, las startups editoriales y los propios editores han impuesto modos de lectura aupados por los usuarios que acuciados por la falta de tiempo y el éxito de los smartphone se han sumado al carro sin dudarlo -para muestra el éxito de los agregadores como Flipboard o de plataformas de lectura en la nube como Scribd o Issuu-.

En medio de este ecosistema Amazon no dejó pasar la oportunidad de juntar autopublicación y suscripción con Amazon KDP.  Tras el éxito inicial el aluvión de críticas por parte de los escritores independientes no se hizo esperar debido al escaso beneficio que recibían con el sistema de pago por descarga. Por eso hay quien opina que el nuevo sistema de retirbuición al autor en función del número de páginas leídas es una especie de “parachoques de quejas”.

Más allá del motivo que ha llevado a la compañía de Bezos a tomar esta decisión el panorama que se dibuja en el horizonte es un tanto exigente para los escritores, o así lo manifestaba desde su blog Enrique Dans:

 

“El verdadero beneficio se obtiene de autores que estimulan el verdadero consumo, de los que se convierten, en page-turners, en libros que estimulan a un consumo mayor del servicio, porque la  ventaja competitiva sostenible no se obtiene de tener muchos clientes, sino de que tus clientes te consideren un servicio imprescindible, por el que están encantados de pagar….¿Será esto el anticipo de la llegada de los “culebrones literarios?”

 

¿Empezaremos a consumir libros personalizados? ¿Se deformará el concepto de la literatura? ¿Qué nuevo modelo de negocio aguarda a los editores? ¿Perderá valor la literatura?…

 

Entradas relacionadas:

Últimas impresiones de Liber 2014: la edición híbrida

Email this to someoneShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrTweet about this on Twitter