Encuentra lectores para tu libro

Consigue que una editorial lo publique

Publica tu libro

Rosa Montero_entreescritores_entrevista_blog

Rosa Montero: “Las editoriales quiebran, muchos escritores no encuentran editor y de seguir así dejaran de escribir, no podrán permitírselo”

La escritora Rosa Montero es concisa, segura y cientos de calificativos positivos más, pero lo más importante es que no teme afrontar las vicisitudes del futuro cultural de España con una sonrisa y una implacable visión crítica de la situación que vivimos. Inmersa en la promoción de la que se ha convertido en su novela número catorce, “El peso del corazón”, ha reservado tiempo para hablar con Entreescritores.

Laura Freixas nos comentó que antes que periodista es escritora ¿Usted?

Es que el periodismo escrito, el que yo hago, ser reportera, articulista, entrevistadora, eso es un género literario más, hacer periodismo también es hacer literatura, también es ser escritor. “A sangre fría” de Truman Capote es un reportaje y es una obra literaria inmensa. Pero vamos, yo empecé a escribir ficción de niña, como la mayoría de los novelistas. Mis primeros cuentos los escribí a los cinco años y eran de ratitas que hablaban. Así un desde que me recuerdo como persona me recuerdo escribiendo ficción. La novela es mi vida, es decir, es mi manera de soportar la vida, es algo esencial en mi. El periodismo me ha gustado mucho pero es algo posterior y exterior. Es un trabajo.

 

No puede negar que ha ejercido como periodista en momentos clave  ¿Ha marcado eso su estilo?

He sido periodista durante muchísimos años y al mismo tiempo también escribía ficción. La novela surge de todo lo que el escritor es, sus sueños, sus enfermedades, sus lecturas, etc. Mi trabajo como periodista también ha contribuido a hacerme como soy. Pero vamos, no hay una relación directa para nada. Son dos géneros totalmente opuestos. De la misma manera que nadie le preguntaba a Octavio Paz, por ejemplo, si su poesía influía en sus ensayos y viceversa, no termino de comprender por qué siempre se pregunta eso del periodismo y la novela. En fin. En periodismo la claridad es un valor, cuanto más clara y menos equívoca sea una pieza periodística mejor. En novela la ambigüedad es un valor. En periodismo hablas de lo que sabes conscientemente; en novela de lo que no sabes que sabes. En periodismo hablas de los árboles y en novela intentas hablar del bosque. No tienen absolutamente nada que ver.

 

¿Se aprende a ser escritor?

Dicen los Goncourt que la literatura es una facilidad innata y una dificultad adquirida y estoy de acuerdo. Todos los escritores somos gente con facilidad para escribir (empezamos a escribir de niños, por ejemplo) pero todos los escritores que me interesan se pasan la vida luchando contra esa facilidad para ser mejores. Sí, naces y luego te haces.

 

Dicen los Goncourt que la literatura es una facilidad innata y una dificultad adquirida y estoy de acuerdo

 

 

Ha tocado casi todos los géneros ¿En cuál se mueve con más comodidad?

La novela es el más apasionante.

 

Hace poco afirmó que sus novelas de ciencia ficción son las más realistas que ha escrito ¿Es ese el secreto de una buena novela?

Depende de lo que quieras hacer con tu literatura y depende de lo que entiendas por realista. Lo que quise decir con esa frase es que la ciencia ficción no es un género esotérico que trata de cosas lejanas e incomprensibles. Para mi es una formidable herramienta metafórica que te permite ahondar en la realidad más profunda, en la condición humana.

 

¿Siente predilección hacia alguno de sus títulos?

Sí. Me gusta “Bella y Oscura”, por ejemplo. También “Historia del Rey Transparente”, por su complejidad y su ambición… Y en general considero que mis últimos libros son los mejores, los más maduros.

 

Nos encantó “La ridícula idea de no volver a verte” ¿Por qué pensó en la figura de Marie Curie?

¡Gracias! No pensé en ella, como cuento en el libro fue una casualidad. Mi editora me mandó el breve diario de duelo de Marie Curie, de tan solo 28 páginas, para ver si le hacia un prólogo, y nada más verlo se me ocurrió el libro. Pensé que la enorme vida de Marie podía servirme de pantalla en la que reflejar una serie de emociones y pensamientos esenciales sobre la vida que estaban dando vueltas dentro de mi cabeza desde hacía algunos años.

 

Con esta obra convirtió el concepto de muerte en parte natural de la historia de una vida…

-Ríe- Gracias por adjudicarme ese logro inmenso, no creo haber llegado a tanto. Pero es un libro que aspira a conquistar cierta serenidad ante la vida y ante la muerte, sí.

 

¿Cómo logró combinar realidad y ficción con coherencia y sencillez?

No sé. Los libros primero resuenan dentro de tu cabeza y la cuestión es aprender a traducirlos a la realidad sin perder mucho.

 

 

En plena promoción de “El peso del corazón” ¿Diría que vive una crisis el sector literario? ¿Y la literatura en español?

Lo que hay es un gravísimo problema con la piratería. Hoy se venden cinco o  seis veces menos libros que antes y se piratea de manera lamentable. En Italia, por cada soporte de ebook se venden diez libros electrónicos; en España, por cada soporte se vende medio libro electrónico…. Y estoy comparando con Italia, que tampoco es un país especialmente riguroso con la Piratería. Las editoriales están quebrando, muchos escritores no encuentran quien les edite y de seguir así muchos dejaran de escribir porque no podrán permitírselo. Creo que antes o después se conseguirá arreglar este problema de un modo  aceptable para todos, pero por ahora estamos en plena travesía del desierto.

 

¿Cómo lo están haciendo las editoriales?

Todo el sector del Libro lo ha hecho bastante mal. Han tardado muchísimo en pasar a lo electrónico y aun hoy siguen sin adaptarse bien. Los libros electrónicos no deberían costar tan caros y tampoco deberían tener un 21% de IVA. En fin, entre todo eso y la falta de escrúpulos de los piratas la situación es bastante desastrosa.

 

Ha sido galardonada con múltiples premios ¿Qué opina de lo que nosotros hemos denominado “One book wonder”?

El fantasma del bloqueo siempre ronda y muchos escritores dejan de escribir por diversas razones. Muchos abandonan porque fracasan, y pueden fracasar siendo muy buenos; otros porque el triunfo fue demasiado sonoro y a una edad demasiado temprana, como Carmen Laforet con “Nada”; además hay que tener en cuenta que Laforet luchaba también contra una sociedad tremendamente sexista. Otros caen víctimas de una ambición mal entendida;  tras el éxito de “A sangre fría”, Truman Capote se sintió muy dolido (con razón) porque no le dieron el Pulitzer y porque los intelectuales no le querían reconocer como el grandísimo escritor que en verdad era, y entonces se empeñó en escribir no ya los libros que necesitaba escribir, sino un novelón para deslumbrar a los críticos…. Y eso le destruyó. No sé a qué títulos te estás refiriendo en concreto. Ahora mismo también hay fenómenos de mercado, libros tremendamente mediocres por no decir muy malos que se venden muchísimo por razones extra literarias, y claro, después es difícil que esos inexistentes escritores sean capaces de escribir nada más. -Ríe-

Email this to someoneShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrTweet about this on Twitter