Encuentra lectores para tu libro

Consigue que una editorial lo publique

Publica tu libro

Tag : entrevistas-2

post image

“Esta crisis no se arregla con cambiar alguna pieza averiada del sistema sino cambiándolo todo”

Portada que muestra a dos personas mayores dentro de un coche

DESCARGAR LIBRO EPUB O PDF

Entrevistamos a Ricardo Echanove Tuero con motivo de la próxima publicación de `Cosas de mayores´, “un relato de ficción muy realista y sin concesiones a la fantasía” protagonizado por dos octogenarios sin miedo de pasar revista a sus vidas.

La esperanza es la máxima que empapa la literatura de Echanove Tuero, uno de los autores más queridos y mejor valorados de Entreescritores.com. Un “joven octogenario”  que ha sabido disfrazar el ensayo de comedia y que ha analizado una y mil veces esta sociedad.

¿Cuándo diría que se convirtió en escritor?

Yo empecé a publicar después de mi jubilación. Así que hablando en términos apropiados, no tengo eso que se llama una gran trayectoria literaria, pese a mi avanzada edad. Ahora bien, mi afición a escribir nació conmigo, y a lo largo de mi vida he escrito decenas de relatos de viajes y cuentos variados, artículos en prensa, principalmente de contenido político,, infinidad de escritos sueltos sobre diversos temas. Libros publicados se cuentan con los   dedos de la mano: “Donde siempre a la misma hora”, crónica novelada sobre la transición española a la democracia; “Humor y Amor a la carta”; “Cosas que me contó mi primo” -novela inspirada en la muerte anunciada de un entrañable amigo-; “Pero no estamos solos” -sobre la crisis económica y demás crisis de las que lamentablemente no acabamos de salir, y finalmente, “Cosas de mayores. Parlas y andanzas de dos jóvenes octogenarios”, que acaba de ver la luz.

Se ha movido por las lindes de la crónica novelada uno de los géneros más vendidos en España ¿Por qué el lector se encuentra cómodo con esta narrativa?

El escritor siempre escribe sobre sus propias experiencias, sobre lo que va conociendo y experimentando a lo largo de su vida. Y es la nostalgia de todo ello la que empuja al escritor vocacional a reproducirlo de alguna manera. Unas veces se limitará a reproducir la realidad tal como pasó o la recuerda, y otras preferirá meterse en los territorios de la ficción y escribir sobre lo que no pasó pero pudiera haber pasado. No suele haber ni crónicas puras ni pura ficción. Con mayor frecuencia se produce una mezcla de ambas. Y el lector parece agradecerlo porque además de emocionarse y divertirse al mismo tiempo, se enriquece culturalmente. Incluso la considerada como historia pura, ya sabemos que no es sino una versión más de lo que realmente sucedió, pero habría otras versiones. Precisamente aquí, en España, La Transición a la democracia del año 1977 despertó la avidez por conocer otras versiones de nuestra historia distintas a la que se nos había contado en exclusiva, y no es por eso de extrañar que haya sido uno de los géneros más vendidos.

En tiempos de crisis la lectura es bálsamo de fierabrás.  Si la superventas Almudena Grandes nos pone nostálgicos con sus “Besos en el pan” ¿qué consigue “Pero no estamos solos”?

La crisis que venimos padeciendo en los últimos años en España es de tal dimensión y gravedad que tenemos que acogernos al no pequeño consuelo de que esto no solo nos ha pasado en España por la burbuja inmobiliaria y la corrupción, o porque “somos un desastre” sino que también el mundo globalizado y particularmente Europa, está en crisis, en una crisis sistémica, total, de las que no se arreglan con cambiar alguna pieza averiada del sistema sino cambiándolo todo. A día de hoy nadie sabe con certeza en qué va a quedar el mundo que conocemos. Y ante este horizonte de incertidumbre y confusión se me ocurrió poner a mi anterior relato el título “Pero no estamos solos” para provocar un alivio en el lector, como pura expresión de esperanza.

¿Por qué un relato coral?

Inicialmente se creyó que la crisis financiera era algo que solo afectaba a círculos muy profesionales relacionados con el dinero.Enseguida empezó a extenderse a todos los estratos de la sociedad y la ciudadanía a sentir los efectos de la misma en su propio bolsillo o en su estatus laboral o profesional, especialmente los afectados por el paro , la expresión más dolorosa de la misma. Y en las calles de la ciudad ya no se hablaba de otra cosa, ni en las barras de los bares, ni en los enmoquetados clubs, ni en las fábricas y despachos. Vamos la crisis se había socializado, todo el mundo acabó aprendiendo lo que significaba la “prima de riesgo”. Por eso, escribir sobre este tema no podía hacerse más que desde una perspectiva coral.

 

Al final, todos acabaremos haciéndonos mayores. Y esa es la modesta pretensión de “Cosas para mayores”, cuyo solo título es toda una declaración de intenciones

 

Últimamente su carrera se ha enfocado hacia un público lector más adulto ¿Existen géneros literarios sólo para los más mayores?

A mí me suele ocurrir que después de leer algo más o menos interesante me he dicho al acabar, “en cualquier caso, qué bien escrito está, o lo contrario, qué pobremente escrito está, o directamente, cómo ha podido publicarse algo tan confuso o mal escrito”. En definitiva, yo creo que el buen lector aprecia también la pulcritud literaria o la falta de ella al margen del contenido. Y siguiendo esta línea argumental, más que de géneros literarios para mayores yo diría que hay argumentos y contenidos especialmente interesantes para mayores pero que pueden interesar a otros lectores de cualquier edad si están certeramente explicados. Al final, todos acabaremos haciéndonos mayores. Y esa es la modesta pretensión de mi último relato “Cosas para mayores”, cuyo solo título es toda una declaración de intenciones.

La edad no ha sido capaz de restarle ni un ápice de su hilarancia. En su segunda obra, la colección de relatos “Humor y amor a la carta”, hace gala de un humor fresco del que se sirve para explorar al ser humano. Con permiso de Quevedo, la verdad ¿mejor mostrarla en camisa que desnuda?

Mantener el sentido del humor ante la vida y la disposición a tomarse uno a sí mismo un poco en broma es un privilegio del que me siento muy satisfecho a mi edad. Creo que eso se lo debo a haber formado parte de una familia de doce hermanos y a haber tenido una madre que vivió con gran lucidez hasta los 106 años. Y, por supuesto, estoy plenamente de acuerdo con Quevedo.

Su obra tiene como epicentro inamovible al ser humano

Yo creo que es una vocación: desde que nací lo que más interés, curiosidad, ternura y respeto me ha inspirado siempre ha sido el ser humano que tengo enfrente, tan frágil, tan contradictorio y tan inseguro a pesar de toda apariencia, el ser humano como superviviente.

¿Ha sido su trayectoria vital lo que le ha llevado a reflexionar sobre la personalidad?

Digamos que he tenido la suerte inmensa de haber conocido desde dentro una notable variedad de situaciones y comportamientos humanos . Pero insisto, lo principal en mi caso creo que ha sido esa especial e innata inclinación o interés  por cualquier ser humano que conozco.

La edad ha sido un constante en esta entrevista por eso me entra una duda ¿Los escritores se retiran?

Pues yo diría que sí, como los pintores, los escultores, los cirujanos, los abogados , los fontaneros o los artesanos.. Aunque se conserve la lucidez, la memoria o la rapidez mental no es la misma a medida que se van cumpliendo años y alcanzando una edad como la mía; pero ni siquiera la letra propia, “esa nadería”, que diría Borges, de deslizar el bolígrafo sobre el papel. Falla el pulso, empiezan a fallar muchas cosas, lo que naturalmente no significa que uno no pueda seguir creando y disfrutando y emocionándose con lo que sucede alrededor o hagan los demás.

¿Qué opina del conflicto vivido por algunos autores a principios de 2016 en relación al cobro de sus pensiones?

Me parece un ensañamiento fiscal impresentable y, además, un error, porque la actividad cultural y creativa debiera fomentarse por el beneficio que puede proyectar hacia los demás.

85 años no son nada. Goethe publicó su Fausto con 80 ¿Le queda entonces alguna novela en el cajón?

Goethe fue un genio. También yo, sin serlo, siento que me queda algo por decir, en la recámara. Pero tengo la impresión de que más que largos relatos intentaré expresarlo en cuentos y relatos cortos, que aunque sean igual de difíciles de lograr que las novelas, siempre “la carpintería” del relato resulta menos complicada y laboriosa. Luego te pones a escribir y no sabes por donde pueden salir las cosas, Pero eso sí, en cualquier caso y a poder ser, que el final de la vida me coja trabajando en este bendito hobby de escribir que está llenando mi vida.

La vida es un filón inagotable y me quedan muchísimas cosas interesantes sobre las que seguir escribiendo

 

 ¿Seguirá la edad presente en su próximo proyecto?

Presiento que nada especial, creo que ya he dicho lo poco o mucho que quería decir sobre la ancianidad. La vida es un filón inagotable y me quedan muchísimas cosas interesantes y bellas sobre las que me apetecería seguir escribiendo en el caso de que pudiese continuar haciéndolo.

post image

Celia Astiz: “Leer a mujeres porque son mujeres me parece un planteamiento pobre y excluyente”

Vivimos en la era del consumo rápido. Un consumo marcado por nuestros tiempos y que ha convertido asientos de metro y paradas de bus en submundos literarios donde perderse entre relatos cortos.

Con un horario cada vez más apretado y un ansia feroz por los relatos de marcado estilo norteamericano, han crecido bajo el ala de editoriales indie todo tipo de maravillosos autores españoles de relatos.

Celia Astiz Carranza encarna uno de estos ejemplos.

Tan sensible en su estilo como afortunada, esta madrileña, con raíces navarras, y conquenses, puede afirmar que su primera toma de contacto con Círculo Rojo la ha llevado directamente al éxito con su primer y único libro de relatos y algo más: El armario de los recuerdos y los sueños.

 

 ¿Quién es Celia Astiz Carranza como escritora?

Celia Astiz Carranza como escritora novel es una persona que tiene muchas ganas de comunicar y de compartir de una forma llana y sencilla, huyo de los “barroquismos”. Estoy definiendo mi estilo, a escribir se aprende escribiendo y leyendo. Como mi libro es de relatos, he leído, fundamentalmente a autores que se mueven en esta forma de comunicación, por citar a algunos: Emilia Pardo Bazán, Anton Chéjov, Edgar Allan Poe.

 

¿Cómo nació El armario de los recuerdos y los sueños?cubierta de El armario de los recuerdos y los sueños primer libro de relatos de Celia Astiz

Nació a raíz de un relato que escribí como regalo de cumpleaños a dos de mis primas y se lo envié por e mail. El relato se titula: “Mi maleta de cuadritos”. Es un viaje por mi infancia y adolescencia en un pueblo de la provincia de Cuenca, que se llama Tarancón. Empecé a recibir halagos, gente que me animaba a seguir escribiendo, incluso a escribir un libro. Yo agradecía los comentarios, y me reía, eso de escribir un libro me parecía un sueño inalcanzable. Pero nacieron otros relatos tirando del hilo de los recuerdos, para no perder la memoria, es decir autobiográficos. Un día me planteo seriamente lo de escribir un libro, las historias pueblan mi cabeza. Hago un taller de escritura creativa bajo la dirección de Carmen Posadas y Gervasio Posadas, cuando lo termino el sueño de escribir un libro cobra fuerza, trabajo incansablemente, y el sueño se hace realidad. A los relatos de corte autobiográfico enseguida les acompañan otros ficticios, pasando por los más diversos temas, y además: una carta, un poema y un cuento.

 

Usted ha definido su obra como “un libro de relatos con raíces”

Sí, así es. He querido reivindicar mis raíces, en un homenaje, para mí lo es, a mi familia, a mis apellidos: Astiz (es navarro, mi familia paterna es originaria de Aldaz, un pueblecito de Navarra) y Carranza (este apellido proviene del País Vasco, pero mi familia materna es de Alcázar del Rey, de Cuenca), por eso hay algunos relatos autobiográficos. También hablo de Madrid, es mi cuna y mi casa, adoro Madrid, y por supuesto de otras muchas más cosas, entre la ficción, la realidad. Toco temas como el amor, el humor, la fantasía, la aventura, los sentimientos de un escritor ante la vida, y ante su obra. El libro está dedicado a mi familia, a los que están y a los que se fueron. Es un libro de raíces, sí, pero en parte, no exclusivamente.

 

Hemos hablado de consumo literario rápido ¿Supone un reto para el lector tradicional de novela comprometerse con una lectura de relatos?

Francamente, no. Reconozco que lo que más se vende es la novela. El “consumo literario rápido”, no es malo, es otra forma de comunicación, llámemosle Relatos. No es más fácil escribir un libro de relatos que una novela, un poemario, o una obra de teatro, al revés, creo que es más difícil. El hecho de ver un libro con más de 300, páginas, no lo hace mejor. Es una idea preconcebida. Es cierta la falta de tiempo (es el mal del hombre moderno) y si, es verdad, los relatos ofrecen una lectura más rápida, pero no de menor calidad. El buen lector lee todos los géneros literarios, sin prejuicios y sabe valorar y diferenciar.

 

 

¿Hay algo del movimiento  check liten en su historia  – estilo literario que los anglosajones definen como “hecho por y para mujeres”- que ha conquistado el mercado anglosajón?

No me gusta encasillarme y tampoco que me encasillen. En mi libro hay muchas mujeres, cierto. No enarbolo banderas feministas, ni tampoco critico a quien lo haga. La libertad de expresión es lo más hermoso. Yo escribo para todos, para seres humanos. En mis relatos hay mujeres, y también hay hombres.

 

No enarbolo banderas feministas, ni tampoco critico a quien lo haga. La libertad de expresión es lo más hermoso

 

¿Ocurre algo así en España? ¿Cree que las mujeres buscan géneros literarios con los que identificarse?

 A todos creo que nos gusta pensar en personajes reales que han sido famosos, que han hecho algo grande por la humanidad, y a quien admiramos. Pero esta postura, a mi me parece, poco inteligente, mujeres que buscan heroínas con las que identificarse, a través de libros y de géneros literarios concretos. Leer a mujeres porque son mujeres me parece un planteamiento pobre y excluyente.

 

¿Es para mujeres `El armario de los recuerdos y los sueños´?¿Quién diría que es su lector?

Rotundamente no. Mi libro no es para mujeres, tiene vocación de ser para todos. Cuando escribo no me planteo esto para mujeres y esto para hombres, sino que pretendo que guste, que transmita, que comunique, y que llegue.

 

firma-del-primer-libro-de-relatos-de-celia-carranzaMás allá de géneros, toca temas sociales y de actualidad ¿Por qué estos temas? ¿Por qué recordar el 11 – M?

Ahora hago yo la pregunta ¿Y por qué no? No deberíamos olvidar la historia. Lo que ocurrió con estos atentados nos golpeó muy fuerte. He querido hacer una condena a la violencia, en general, al terrorismo. No porque hayan ocurrido en Madrid me importa más, no. Pero estos hechos fueron manejados de manera repugnante por la clase política de este país y se quisieron colgar una medalla, mientras las familias de las víctimas, los propios heridos, y los ciudadanos de a pie llorábamos ante la sinrazón, y la brutalidad. He querido inventar tres historias para homenajear a las víctimas, a sus familias y a los ciudadanos, profesionales o no, que lo dieron todo ese día para ayudar y mitigar en lo posible el dolor. Todos viajábamos en ese tren, la vida es un tren que a veces no llega a destino.

 

He querido inventar tres historias para homenajear a las víctimas, a sus familias y a los ciudadanos, profesionales o no, que lo dieron todo ese día para ayudar y mitigar en lo posible el dolor

 

Citando a Baroja, la literatura no puede reflejar todo lo negro de la vida. La razón principal es que la literatura escoge y la vida no ¿Buscaba extraer algo hermoso de recuerdos ominosos?

Sí desde luego. Sobre todo el comportamiento ejemplar del ciudadano de a pie y por supuesto de los profesionales ante la magnitud de esta barbarie. Y el situarnos todos en esos trenes, como viajeros, como víctimas.

 

Desde hace poco los ebooks de su obra se venden en Amazon ¿Cómo está funcionando fuera de nuestras fronteras?

No puedo contestar la pregunta. La editorial me pasará un listado cada tres meses, aún no ha cumplido el plazo. Recibí el libro el 26 de septiembre.

 

Nos despedimos como en sus relatos, con la maleta, pero en este caso con una nueva recomendación literaria: `El armario de los recuerdos y los sueños´. Antes de decir adiós ¿Tiene en mente un segundo libro?

Sí, ya estoy trabajando en él. Será también un libro de relatos y me ronda en la cabeza una novela, cuyo argumento tengo, y cuyo título también.

El armario de los recuerdos y los sueños – Editorial Círculo Rojo from Editorial Círculo Rojo on Vimeo.

post image

Covi Sánchez: “Somos precursores en España al crear la primera asociación de autores noveles”

Detrás de las siglas AEN está la Asociación de Escritores Noveles o lo que su presidenta, Covi Sánchez, define como “un grupo de personas unidas por una pasión altruista hacia la literatura”. Inmersos en su décimo aniversario Sánchez ha sacado tiempo para compartir con Entreescritores la labor diaria de una asociación pionera nacida en Asturias.

 

¿Qué hacéis?

Las actividades de la asociación se han vertebrado desde sus inicios en dos objetivos fundamentales: promoción de la lectura y de la escritura. Con estos objetivos contamos con servicios y actividades que dividimos en cuatro bloques:

-Información y asesoramiento jurídico: tipos de contratos, derechos de autor, Registro de los textos, cartas de presentación y envío de propuestas editoriales…

Formación a través de nuestros cursos online y presenciales de escritura creativa (relato, novela, poesía…), edición (lector editorial y crítica literaria) y marketing para escritores (blog y redes sociales).

Servicios literarios: valoración de obras (en estos diez años hemos valorado 256 manuscritos); corrección de textos (gramatical y ortotipográfica, de estilo, y completa); el Tutorial de novela (coaching), lo más demandado; creación de páginas web de autor; diseño y maquetación de textos; ilustración; promoción de obras (SEO).

Promoción de los autores y sus obras: en los canales de la asociación (blog, web, redes sociales); en el Bibliotren (nuestro espacio cultural en la radio); en nuestra revista literaria Y Latina; y realizando presentaciones de libros.

También organizamos otras actividades como encuentros con autores, tertulia (como la de los jueves, que denominamos «La trapisonda»), jornadas y congresos (como el III Congreso de escritores que tendrá lugar del 29 al 31 de octubre en Gijón)

 

El III Congreso de escritores tendrá lugar del 29 al 31 de octubre en Gijón

 

¿Cuál es el peso de la promoción en la venta de libros?

No cabe duda que sin visibilidad no se llega a los lectores, por tanto la promoción tiene un gran peso en la divulgación y comercialización de un libro.

¿Por qué os necesitan los autores noveles?

Es cierto que si alguien se adentra en nuestra web solo observará que ofrecemos servicios y actividades que otras entidades también ofrecen, pero somos precursores en España al crear la primera asociación de autores noveles, incluyendo a los independientes que aún no se les llamaba así. Y sí hay algo que nos diferencia: somos compañeros de viaje. Y un compañero es mucho más que asesorar, tutelar, o informar.

A lo largo de estos diez años hemos organizado muchas actividades, como el III Congreso de Escritores que tendrá lugar a finales de octubre, pero lo que siempre ha caracterizado cada una de nuestras actividades es que al finalizar, cuando cada uno de nosotros regresa de nuevo a su hogar, lo que al principio solo eran deseos y apenas unos nombres, se convierten en lo más importante: amigos. Sé que suena extraño y poco humilde, la verdad, pero quienes me conocen saben que no lo digo por decir, que simplemente es el espíritu de la asociación.

 

 

¿Por qué Asturias?

AEN nació hace diez años (¡estamos de aniversario!), en una reunión de amigos cuyo factor común era la pasión por leer y escribir. Todos compartíamos nuestras experiencias, dudas e inquietudes, comprendiendo que eso mismo les estaría sucediendo a muchos autores noveles. Dudarían sobre cómo adentrarse en un mundo complicado y, en la mayoría de los casos, desconocido. Nos pareció importante que los escritores que comenzaban tuvieran a su alcance información necesaria para no sentirse perdidos.

¿Por qué en Asturias? Hombre, ser asturiana y residir aquí, es importante. Pero también porque es una tierra activa, siempre con actividades culturales, que además ha contado y cuenta con muy buenos escritores.

¿Cuántos escritores vertebran AEN?

En estos momentos contamos con 150 socios, repartidos por casi todas las comunidades de España, así como también en el exterior: México, Francia, Islandia, Estados Unidos. En estos años también se ha notado la crisis. Cada uno de ellos tiene su propio estilo, su propia impronta como autor, abarcando los diferentes géneros y subgéneros literarios, no obstante, si me permites, quisiera nombrar a dos compañeros: Marta Nicolás y Lorenzo Pollán. Somos una asociación, sabemos que se dan bajas, pero lo que no esperábamos, para lo que no estábamos preparados, era para tener que enfrentarnos al dolor de la pérdida, al fallecimiento de compañeros, de amigos.

El año pasado perdimos a Marta, una joven llena de proyectos, que nos dejó en la plenitud de la vida, siempre con una sonrisa en sus labios. Este año perdimos a Lorenzo, luchador incansable desde la sombra, que creyó en el proyecto y nos acompañó desde el inicio. Amigo eterno.

 

Desde Tropo, una de nuestras editoriales colaboradoras, piensan que las buenas obras siempre acaban saliendo a la luz…¿ Qué te dicen tus 25 años de experiencia en el sector?

Uno quiere pensar que es así, lo espera y lo desea. También es cierto que a veces esta afirmación se podría poner en duda, incluso me atrevería a decir que la estadística la rebatiría. ¿Cuántos obras vienen al mundo cada día? ¿Podemos estar seguros de que no se quedará enterrada en el olvido más de una que merecería ser conocida? Y lo peor, qué pasa si un autor se da por vencido desperdiciando así su talento.

Entonces ¿Son los casos como el de Paul Auster la excepción que confirma la regla?

Desde luego no es nada extraño. Ha pasado siempre y continuará ocurriendo, ya que los editores y los lectores editoriales son personas normales, con gustos y preferencias como todo el mundo. Esto acaba influyendo en su trabajo. Nadie es totalmente objetivo. ¿Equivocarse? Todos nos equivocamos, es lógico que ellos también.

 

La Feria del Libro de Madrid batió records de asistencia, sin embargo, según datos de 2014, más de la mitad de los españoles no habían visitado una librería en todo el año ¿Tienen sus días contados las librerías? 

Ahora los lectores están en todas partes y el sector del libro está en pleno proceso evolutivo, en un momento convulso. Yo no creo en la desaparición de las librerías, ni en la del libro en papel, pero sí es cierto que los libreros necesitan buscar nuevas vías, actividades, tendencias. Deberán adaptarse a las nuevas formas, a los nuevos hábitos lectores.

¿Tienen espacio los autores independientes?

Los escritores noveles han tenido poco espacio desde siempre, sean independientes o no. Son muchas las novedades que emergen día a día. Destacar no es sencillo, pero tampoco imposible. Incluso ya están naciendo librerías enfocadas directamente a dar visibilidad al autor novel.

 

¿Se fomenta bien la lectura en España?

Fomentar la lectura desde los primeros años es esencial, así como el hacerlo desde el juego y el entretenimiento, nunca como imposición o castigo; al igual que es importante proporcionar lecturas que gusten, que atraigan, y que sean acordes a la edad. Cuando nace un lector, cuando un niño se aficiona a la lectura, hemos ganado un lector para siempre. Un lector que buscará temas, autores. No en vano, en muchos casos, la pasión se convierte en adicción.

¿El lector manda?

Sería lógico, es quien compra, lee y juzga. Sin embargo, la publicidad constante en los medios de comunicación, en internet, marcan en muchos casos las preferencias, las compras para regalar. Son bastiones a la hora de difundir, de llegar a los lectores. Un autor novel no puede alcanzar este poder de promoción. Obviamente, tiene las de perder.

 

Incluso con publicidad los libros —aunque mejor— se venden poco, sin embargo, los dispositivos electrónicos arrasan  ¿Cómo influye esto en los escritores?

El autor se sigue enfrentando a la página en blanco, ya sea encima de la mesa o en la pantalla de su ordenador o tableta. En este aspecto no le influye. Pero sí a la hora de llegar a los lectores. El Ebook, así como las obras que se difunden en bitácoras, por capítulos, llegan de forma más directa y rápida. El autor tiene la inmediatez de los comentarios de aquellos lectores que van leyendo lo escrito. Esto es importante.

¿Qué opinas entonces de Entreescritores.com?

Me parece una iniciativa interesante y útil. Cuando el autor ha escrito, corregido y pulido su obra, se encuentra con el muro más alto: llegar a las editoriales. Desde la asociación hemos logrado que doce autores publiquen en estos diez años, pero son pocos. En este campo el autor siempre necesita apoyo. El autor novel dispone de herramientas que le permiten un contacto directo con el lector. Internet ha sido esencial en este aspecto. El autor puede, y debe, interactuar con los lectores a través de su blog o web, de las redes sociales…, porque así los fideliza.

 

En medio de este ecosistema digital han surgido sellos editoriales que publican a autores sin apenas editarlos o promocionarlos

Es algo en lo que venimos haciendo hincapié en estos diez años. No son editoriales, sino empresas de servicios que, en algunos casos, simplemente se aprovechan del anhelo que siente el escritor por publicar, así como del desconocimiento sobre lo relacionado con la edición. Ambas cosas juntas han llevado a timos y robos que hemos denunciado muchas veces, pero sigue sin regularse. Estos sellos no se preocupan de lo esencial (incumpliendo lo que muchas veces le prometen al autor): corregir y pulir el manuscrito, diseño y maquetación de la obra (portada, interior y contra), divulgación y comercialización (distribución, promoción y venta).

Cobran un dinero por publicar, y listo.

post image

“Leemos poco, publicamos demasiado y mucho de lo publicado está firmado por personajes del cuore”

Poeta y testigo de la actualidad, Eugenio M. Alonso Álvarez abrazó la literatura de manera oficial allá por el año 2011, sin embargo, las letras le acompañan desde su adolescencia. Ha recorrido un largo camino para llegar hasta aquí, con tres publicaciones a su espalda y con el interés de los medios de su lado, presenta a los lectores sus dos obras más recientes: la polémica, `Las naciones sabrán que son unos farsantes´; y la drámatica novela con toques románticos, `Por toda la eternidad´.

 

Por toda la eternidad¿Cuándo se convirtió en escritor?

En los inicios de mi adolescencia empecé, como muchos otros, a escribir poesía para descargar sentimientos. Pero yo sabía que mi destino no era expresar sentimientos, sino tratar de reflejar la vida actual tal como es (o al menos tal como la percibo), y empecé a escribir relatos breves que en cuanto pensé que tenían algo de madurez compilé en `Hijo de mi tiempo´ -actualmente fuera del mercado por tratarse de una obra de “excesiva” juventud. Posteriormente escribí: `Por toda la eternidad´, `Balada do wolof´ y `Las naciones sabrán que son unos farsantes´. Luego traduje la `Balada…´ al castellano -que no tardaré en subir a Entreescritores- y ahora estoy trabajando en una obra picaresca de nuestro tiempo.

 

Es complicado enmarcar una obra dentro de un género, pero aún más lo es definir el estilo personal de un autor  ¿Se identifica con los clásicos o con la vanguardia?

En mi adolescencia leí mucho, quizá demasiado, a Morris West. Actualmente, sin despreciar a ningún autor o género, he vuelto a los clásicos españoles del siglo XVI: Cervantes, Quevedo, Lope, incluso releo frecuentemente el Cantar de Mío Cid. De los autores españoles actuales me he interesado por Rosa Montero, la cual tiene algunas obras notables, empezando por su ópera prima, Crónica del desamor.

 

¿A qué segmento de lectores diría que se dirige?

No tengo en mente un segmento concreto. Escribo y después dejo que cada quien disfrute o no de mis obras sea cual sea su perfil.

 

Aunque abraza con mayor aceptación a `Las naciones sabrán que son unos farsantes´ el perfil de los personajes que el lector se encontrará en `Por toda la eternidad´ resulta similar al anterior ¿Cómo forjó el carácter de sus personajes?

La regla general es que imagino una historia y dejo  que los personajes aparezcan y crezcan. Excepto en dos de los personajes de `Por toda la eternidad´ que están basados en personas reales.

 

Entonces ¿Es usted autor de trama o de personajes?

Ambos

 

¿Cuál de las dos novelas diría que le define mejor como escritor?

Más bien `Las naciones…´. `Por toda la eternidad´  fue escrita en un período crítico de mi vida y  no tiene la calidad que esperaba.

 

Habla de calidad, pero ¿Qué opina del sector editorial en España? ¿Es cierto que leemos poco?

No sólo es cierto que leemos poco, también publicamos demasiado y mucho de lo que se publica está firmado -¿y escrito?- por personajes del cuore. Falta por ver cuál es la calidad literaria de todo ello y que probabilidad de supervivencia tiene.

 

 

¿Influirá en esa supervivencia la lectura digital?

Con ecuanimidad, sí. Me sigue gustando la lectura en papel, pero sin descartar los medios electrónicos. Y aunque estos me desagradasen, no tendría sentido luchar contra lo inevitable.

 

¿Esperamos alguna novedad suya en breves?

Espero publicar pronto la traducción al castellana de Balada do wolof.

 

Más información sobre las novelas:

Las-naciones-sabran-que-son-unos-farsantes`Las naciones sabrán que son unos farsantes´

Un testigo de Jehová recibe una transfusión de sangre. Ello produce desazón a su novia, desazón que le lleva a consultar con otros testigos de Jehová, quienes le abren los ojos sobre ciertas prácticas de la secta e incongruencias doctrinales. Por otro lado, en Venezuela su hermano es “precursor” de la secta. Pronuncia una homilía que es perfectamente lógica dentro de las creencias de los testigos de Jehová, pero que le indispone con sus superiores. Su mujer y él vuelven a Galicia y a partir de ahí, junto con otros miembros que han abandonado, organizan una protesta internacional usando las redes sociales. El final es abierto; lo que ha ocurrido a lo largo de todo el mundo obliga al Cuerpo Gobernante a prometer cambios que ya veremos si se realizan.

 

 

 

 

 

 

EcceGrito(1)`Por toda la eternidad´

Un hombre notablemente inmaduro es expulsado de la casa de sus padres. Un amigo le acoge en la suya, bajo la condición de que le ayude en el negocio y haga lo posible para sacar el título de Graduado Escolar. Una chica que sufre abusos sexuales por parte de su padre queda embarazada y se va a vivir a un centro, rechazando la posibilidad de abortar y queriendo tener a su hijo consigo. Con la ayuda de otras personas, ambos protagonistas se emparejan y el varón incluso reconoce al hijo de la chica. Pero es incapaz de enfrentarse a la vida.

 

 
 
 
 
 
 

Más información:

Axenda cultural AELG

“Dáme igual escribir nun idioma ou noutro; desta vez suxeríronme facelo en galego”

post image

Marta Elías, autora de `El tridente de Shiva´: “Uno de mis objetivos al escribir es que sea todo muy visual”

Joven, madre y escritora. Estos son algunos de los adjetivos que pueden definir a Marta Elías Viana, quien recientemente comentaba en nuestra fanpage de facebook su sorpresa al descubir como los lectores se decantan por su obra más desconocida.

Empecé a hacer pruebas, a escribir escenas sueltas que se me ocurrían y al final llegué a la conclusión de que, en su esencia, no se diferenciaba mucho de hacer un puzzle. Era cuestión de tener paciencia e ir juntando piezas, así que decidí que estaba lista para embarcarme con “Cuando todo está perdido”

 

Hace poco comentabas en las redes sociales de Entreescritores tu sorpresa ante el éxito de “Cuando todo está perdido” ya que esperabas que eso ocurriese con “El tridente de Shiva”

Supongo que influye mi gusto personal en eso. Le tengo mucho cariño a “Cuando todo está perdido”, pero la considero mi novela “de prueba” y, aunque quedé muy satisfecha con el resultado, creo que “El tridente de Shiva” está más trabajada. Además, mi profesión frustrada y gran pasión es la arqueología, por lo que la saga de Casandra es mi forma de vivirla. Pero reconozco que al estar ambientada en un lugar lejano con una cultura tan diferente (y unos nombres tan impronunciables), no llegue a tanta gente. Aun así, creo que la acción y ciertos personajes hacen que merezca la pena aunque la temática no acabe de convencer a algunos. Lectores, ¡animaos!

 

¿Por qué publicaste tu libro en Entreescritores?

Me gustó al momento, tanto por el sistema del karma como por la relación con editoriales y clubs de lectura que pueden abrir algunas puertas. Pero creo que lo mejor es el trato cercano que tenéis con los autores, lo que nos ayudáis a promocionarnos y lo fácil que nos ponéis todo. No conozco ninguna otra red social de lectores/escritores así. Los que hemos probado en otros sitios antes de descubriros sólo nos hemos topado con administradores ausentes que nunca responden y libros que ascienden en el ranking si tienes muchos amigos que te voten. Si no, caen en el olvido.

 

En tus dos obras hay un poso del género de aventuras ¿Qué autores te han marcado?

Mis primeras novelas fueron todas de aventuras y parece que eso me caló hondo. El primer libro que tuve en las manos fue de la serie “Aventura” de Enid Blyton. Tras eso leí todo lo que teníamos en casa de ella (que no era poco) y me enamoré del hecho de que unos niños como yo pudieran vivir esas aventuras tan apasionantes en lugares donde ningún menor debería andar solo; llenas de contrabandistas a los que espiaban tras un seto. Las lecturas posteriores fueron más variadas, pero Enid Blyton dejó muchísima huella en mí y releía mis libros favoritos con frecuencia. Es inevitable sacar esa parte cuando escribo, aunque la adapte a un público más adulto.

 

¿Con cuál invertiste más tiempo?

Con “El tridente de Shiva”, desde luego. Requirió muchísima investigación sobre la mitología, detalles de la cultura, ver los lugares con imágenes de satélite, fotos, videos… lo que pudiera encontrar, con suerte en inglés. Hay muchos elementos de ficción, claro, pero quiero que lo que exista de verdad sea tal cual. Que el lector que tenga curiosidad pueda comprobarlo y ver que es así o lo más similar posible, cosa que me lo pone más difícil a la hora de echarle imaginación para adaptar la historia. Fue un gran contraste con “Cuando todo está perdido”, que solo tenía que irme a pasear por las localizaciones (salvo la casa abandonada, ahí nunca tuve narices de entrar) y la información era mucho más fácil de conseguir.

 

Enid Blyton dejó muchísima huella en mí y releía mis libros favoritos con frecuencia

 

¿Cuál dirías que es más “comercial”?

No sé si “comercial” pero, desde luego, “Cuando todo está perdido” es más universal. La cercanía, el ritmo rápido y los temas que trata hacen que cualquier lector pueda meterse fácilmente en la historia.

 

Los lectores de “El tridente de Shiva”  han destacado que podría convertirse en guión de cine…

Podría serlo perfectamente, ya que uno de mis objetivos al escribir y que valoro al leer es que sea todo muy visual. Además, mi otra gran influencia en el género de aventuras es la saga de películas de Indiana Jones, a la que hago varias referencias en el libro. Eso sí, si alguien quisiera comprar los derechos para una película, me temo que volvería locos a los pobres guionistas que intentaran adaptarla. Acabaríamos antes si la dirigiera yo misma. Bromas aparte, tiene que ser un sueño hecho realidad caminar entre los personajes que has creado.

¿Cómo nació Casandra y la idea de “llevarla” hasta La India?

Llevaba años con la idea de hacer algo así, pero sin nada definido. Fue cuando estaba terminando “Cuando todo está perdido”, delante del portátil y a medio escribir, cuando me vino a la cabeza el nombre de Casandra por algo (sé que tenía un sentido, pero no recuerdo cuál) y pensé que sería un nombre bonito y llamativo para una protagonista. Entonces empezaron a venirme ideas de golpe, así que abrí un documento nuevo y escribí el prólogo del tirón. Cuando terminé la primera novela, continué directamente trabajando sobre esa idea y cada vez me gustaba más esa familia, a la cual podía sacarle muchísimo jugo y libros hasta que me aburriera. El motivo por el que su primer destino fue la India es porque fui de viaje hace tres años y me apetecía escribir sobre ella. Dicen que o la amas o la odias, y a mí me pasaron las dos cosas a la vez. Además, su mitología es muy amplia y está plagada de buenas historias.

¿Habrá segunda parte?

Por supuesto, y tercera y cuarta también. De hecho, la segunda parte está casi terminada y espero poder publicarla pronto en Entreescritores.

 

 

¿Qué diferencias has encontrado entre publicar con una editorial y autopublicarte?

La verdad es que no me he atrevido aún con las editoriales por muchos motivos, pero el principal es porque muchas novelas más comerciales ya lo tienen difícil, cuánto más una de aventuras. Es un género que tuvo su momento, pero pasó y dudo que tenga la suerte de ser yo quien lo ponga de moda otra vez. Si empiezo a sumar otros factores, desisto antes de empezar. En este momento de mi vida no me veo capaz de aguantar rechazos. En resumen: miedo.

La autopublicación es perfecta para alguien como yo, que sabe que no va a vivir de eso y agradece que su obra llegue a pocos lectores, pero buenos. Además, claro está, de que uno mismo decide todos los aspectos del libro, desde el contenido íntegro hasta la fuente de letra del título, cosa muy satisfactoria para perfeccionistas y controladoras como servidora. Estoy muy contenta con la experiencia y pienso seguir por este camino.

 

¿Te has “enganchado” a algún otro autor de la plataforma?

Por ahora destaco “Los guerreros solares” de Nelly Fortet y la trilogía de “La leyenda de Darwan” de Iñaki Campomanes. No puedo leer todo lo que quisiera, pero tengo el ojo echado a unos cuantos más y seguro que descubro alguna otra joya en el futuro.

novela de aventuras de Entreescritores

Cuando todo está perdido

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Todos los servicios para autores de Entreescritores

Servicios para escritores by Red social donde los escritores pueden publicar con una editorial gracias a los lectores

Entreescritores lleva dos años en marcha y diariamente trabajamos para mejorar la calidad de la plataforma y los libros que van llegando. Queremos que los lectores tengan acceso a obras de calidad y creemos que los autores que deciden poner a prueba su obra en Entreescritores.com esperan que día a día mejoremos por eso hemos ido incrementando nuestros servicios para autores.

Con la autopublicación de vuestra obra obtenéis:

  1. Lecturas y valoraciones para vuestros libros.
  2. Difusión de vuestra obra en todas las redes sociales de Entreescritores.
  3. Recomendaciones de vuestras obras a través de nuestros boletines semanales.
  4. Menciones en los medios de comunicación.
  5. La posibilidad de que una de nuestras editoriales colaboradoras apueste por vosotros o por vuestra obra.
  6. Registro automático opcional de vuestra obra en Safe Creative.

Servicios extras

Entrevista de autor en el blog de Entreescritores con difusión en nuestras redes sociales y boletines:

Contrátala ahora por 95 euros

Servicios de distribición en Free_ebooks: Precio 45 euros

Creación de Seebook:  Precio 350 euros

Guardar

post image

Berna González Harbour: “La novela negra es tal vez la que esté jugando un mayor papel de denuncia social”

En “La palabra y la bomba” el autor inglés con orígenes paquistaníes, Hanif Kureishi, afirma que la vocación de un auténtico escritor es describir lo que le rodea tal y como lo ve porque según apostilla, “cualquier cosa diferente es publicidad”. ¿Cómo logran los autores mantener su poso en tiempos en que las ventas reducidas obligan a agarrarse a un estilo nórdico con aires detectivescos?
Berna González Harbour  ha sabido definir un estilo muy personal en la novela negra española, sus años como periodista y entrevistadora de grandes  como el mismo Kureishi, desde las páginas de Babelia, han traído a esta santanderina hasta aquí para responder a ésta y otras cuestiones.

 

Nos conocimos después de una maravillosa entrevista a Kureishi ¿Cómo definiría el estilo narrativo del inglés? ¿Lo recomendaría?

Lo recomiendo sin duda: es un estilo moderno, directo y provocador, con fondo y con superficie, divertido. Uno de los renovadores de la literatura británica con los ingredientes de la inmigración de las colonias

 

Amante de la novela negra ¿Qué ha cambiado en usted desde ese “Verano rojo” hasta la reciente, “Los ciervos llegan sin avisar”?

Mucho ha cambiado: de las tramas más nítidas de Verano en rojo, novela policíaca de procedimiento, al estilo más personal de Los ciervos, donde la trama es más interior, está en los personajes.

 

¿Cómo nació la Comisaria Ruiz? ¿Quiénes han sido sus referentes?

La comisaria Ruiz nace del deseo de reflejar a la mujer española de hoy,  eficiente, luchadora y que logra crecer en medio de un mundo que era casi exclusivamente masculino.

 

¿Dicta la literatura anglosajona los usos de la novela negra para los autores en español?

Desde luego la novela anglosajona ha establecido los cánones pero hay un estilo español, diría que Mediterráneo, donde el humor, la gallardía ibérica que incluye el ridículo y lo quijotesco tienen cabida.
 
La literatura anglosajona ha establecido los cánones de novela negra, pero hay un estilo mediterráneo, donde la gallardía ibérica y lo quijotesco tienen cabida

 

¿Qué vino primero, la pasión por leer y escribir sobre otros o la de crear novelas propias? ¿Es posible  vivir de la literatura en España?

La pasión de leer y de escribir son paralelas, se alimentan la una a la otra de forma adictiva para mí. Cuanto más lees más aprendes y quieres escribir. Cuanto más escribes más quieres leer para adquirir más herramientas, para medirte con los buenos y separarte de los malos.

¿Vivir? Algunos pocos lo logran, pero solo una minoría. Yo no escribo para vivir y eso me aleja de las obsesiones.

¿Le  influye como escritora trabajar diariamente con información de otros libros y críticas hacia terceros? ¿Cómo recibe la crítica literaria el propio crítico?

Trabajar con el gremio te alimenta también internamente, aprendes a cribar más, aunque no es necesario. Mis dos primeras novelas (de tres) las escribí y publiqué antes de dedicarme al periodismo cultural.

 

¿Ha cambiado Internet la forma de escribir y de reseñar? ¿Y a los escritores?

¿Internet nos cambia? Claro. Todo lo que ocurre nos cambia. Ahora hacemos también videocrítica y la crítica fluye mejor gracias a las redes.

 

 

¿Qué diría del sector editorial  español actual? ¿Se lee en España?

Veo editoriales pequeñas muy interesantes, con una gran labor de prescripción, y veo un sector que publica mucho para un público que lee poco. Todos están buscando un modelo.

 

¿Qué le parece la impresionante oferta de plataformas digitales de autopublicación?

Auto publicación: las posibilidades son interesantes, ofrecen libertad y rompen corsés.

 

¿Autopublicaría uno de sus libros?

Yo prefiero inmensamente el privilegio de tener un editor y de sentirme apoyada por una casa editorial, mi agente y la red de estupendos libreros. He tenido muchísima suerte.

 

Vivimos momentos de cambio social (con autores como Belén Gopegui)  ¿Diría que se ha generado por fin un nuevo movimiento literario en España o aún está por venir?

No me atrevo a decir que haya nacido un nuevo movimiento literario social. Hay casos, Chirbes para mí es el maestro, de retrato social realista y necesario. Pero está curiosamente proliferando más la literatura del yo. La novela negra es tal vez la que esté jugando un mayor papel de denuncia social.
post image

Désirée Matas: “Nunca he pensado en la edición indie cómo vía desesperada para editar”

Enemiga acérrima de la piratería Désirée Matas (Avilés, 1977) saltó a la fama en 2012 cuando su primer libro “El tercer estado” conquistó a los lectores de Amazon colocándola entre los más leídos. Desde entonces y hasta ahora esta ingeniera, escritora y mamá 2.0, como ella misma se define en su perfil de twitter -@desmaker- , le resta horas a la noche para seguir siendo un referente español en la autoedición y una inspiración para los escritores independientes.

 

El tercer estadoNo me siento “enemiga acérrima” de nada ni nadie. Por supuesto, no puede uno estar a favor de algo que en general no tiene justificación, aunque sí creo que a la industria en general le falta un ajuste de precios (que debería ir de la mano de un ajuste del IVA del libro electrónico) y una nueva estrategia. Por supuesto, cuando ves que también se piratean los libros que cuestan 1 o 2€ te das cuenta de que el problema de fondo es cultural (o más bien, educacional).

Como lectora voraz y descubridora de nuevos talentos –lo que queda patente en tu canal de Youtube– ¿Qué opinas sobre el fenómeno  “50 sombras de Grey” y el hecho de que este tipo de obras copen escaparates de librerías?

No tengo ningún problema con la novela romántica, un género bastante menospreciado en el que se pueden encontrar obras de muy buena calidad (y otras de no tan buena). Creo que el marketing exagerado que se le dio a “50 sombras” consiguió quitarle el sambenito de “novela rosa” y por eso muchos lectores que repudian el género se acercaron a ella por curiosidad. El marketing es así. Lamentablemente, obras estupendas quedarán en el olvido y otras llegarán a venderse hasta en el supermercado, solo por cuestiones de negocio.

En casos como el de “El marciano” ¿El cine es un flaco favor o actúa de lanzadera?

En mi caso fue la lanzadera. No habría encontrado el libro si no hubiera visto primero el tráiler en el cine. Cuando descubrí el libro (con la misma imagen de portada que la cartelera de la película) ya tenía muy claro que quería leerlo antes de sentarme ante la pantalla. Uno de mis libros favoritos, Dune de Frank Herbert, fue para mí primero una película y después un videojuego. Y fue gracias al videojuego que descubrí que existían los libros. Creo que se pueden dar sinergias interesantes entre diferentes medios y que cada medio puede aportar cosas diferentes a una misma historia. Lo que es imposible es la adaptación perfecta. Imposible e innecesario.

 

¿Te identificas con la etiqueta de “generación Kindle” que le han colgado a los ebooks de Amazon que llegan a los sellos editoriales?

Es una etiqueta un poco anticuada. En el 2012 sí me identificaba con ella. Ahora creo que el tema de la edición independiente se ha normalizado tanto que ya no se puede destacar en ello de la misma manera. En aquel momento éramos pioneros. Ahora somos uno de tantos.

 

Tu perfil técnico te ayudó a la hora de autoeditar “El tercer estado” ¿Es posible autopublicar sin dominar los aspectos técnicos?

Mi perfil técnico me ayudó porque de entrada nunca le he tenido miedo a los ordenadores ni a las redes. Aun así tuve que aprender a maquetar. Por supuesto, se puede autopublicar sin ser ingeniero, faltaría más. Simplemente habrá que dedicar un poco más de tiempo a la parte técnica del proceso.

 

La edición independiente se ha normalizado tanto que ya no se puede destacar en ello de la misma manera

 

 ¿Aconsejarías a los autores autoeditados crear webs de su obra?

Sin duda. La presencia en redes sociales (incluyendo blogs) es fundamental. Y el blog es una plataforma cómoda desde la que presentar la obra. También se puede usar Facebook o Youtube, eso ya depende de la creatividad de cada uno. Pero sin escaparate, es difícil que la gente te encuentre.

 

La buena opinión de los que conocen tu obra ha quedado patente ¿La has notado a la hora de llegar a más lectores? ¿Cómo interactúas con ellos?

La verdad es que no he notado ninguna influencia en el tema de los comentarios (ni de los positivos ni de los negativos). Hay mucha gente que te manda sus opiniones a través de twitter o facebook y no deja constancia de su opinión en Amazon. Con este tipo de lectores es más fácil mantener una conversación. Y son una motivación muy fuerte para continuar en esto de la escritura. Además, las críticas constructivas (aunque sean un tirón de orejas) siempre ayudan a mejorar.

 

Estás inmersa en tu segundo libro ¿Apuestas por el papel o permanecerás como “indie digital”?

Nunca me planteé buscar editorial para publicar “El tercer estado”, y con la nueva trilogía voy a continuar con la misma filosofía. En realidad, me siento cómoda siendo indie, aunque no descarto en absoluto trabajar con una editorial de cara a futuros proyectos (fuera ya de la saga de los controladores). Eso sí, esta vez no me limitaré sólo a lo digital. De hecho mi idea es lanzar el primer libro al mismo tiempo en papel y en ebook. Mi único problema con el papel es que ya no me queda espacio en las estanterías 🙂

Tus creaciones están a medio camino entre la historia y la fantasía  ¿Qué o quiénes son tus referentes? ¿Hay algún poso de Javier Sierra en tu obra?

La verdad es que no he leído a Javier Sierra. Mi principal referente en esto es Orson Scott Card, con su saga de AlvinMaker. Por supuesto, muchos escritores han influido en mi forma de escribir, pero cuando pienso en una influencia clara, Card es el primero que me viene a la mente.

 

El éxito de tu paisano Jon Bilbao –Bajo el influjo del cometa- demuestra que la  publicación tradicional  y de éxito aún es posible para los nuevos talentos.

Sí, por supuesto que es posible. Nunca he pensado en la edición independiente cómo una vía desesperada para editar cuando todo lo demás ha fracasado. Simplemente es otra vía, con sus pros y sus contras. Como ventajas, que tienes una gran libertad y que todo el proceso está en tus manos, para bien y para mal. Como desventaja, cualquier servicio adicional (corrección, edición, maquetación, marketing) sale de tu tiempo o de tu bolsillo. Aunque, hay que decirlo, no todas las editoriales ofrecen estos servicios al escritor que no es best-seller simplemente por publicar con ellos.

 

¿Cuándo podremos leer tu próximo libro?

Si todo sale bien, en diciembre.

post image

El sector editorial también innova

Entreescritores fue una de las 50 startups de toda España  invitadas a la primera edición de la Innovaction Week que se celebró los pasados 23 y 24 de septiembre en el corazón de Pamplona.


post image

Txalaparta: “Nuestros lectores no son pasivos; son feministas, euskaltzales, sindicalistas, okupas, presos…”

Tusquets, Anagrama, AKAL ¿Sabemos realmente a quién pertenecen estos sellos ? La proponderancia de los grandes grupos editoriales que  han ido fagocitado a los nombres independientes está cambiando el, ya de por sí maltrecho sector editorial.

Hoy, una de las editoriales que sobreviven a esta “uniformización literaria” impuesta por el ansia de ventas comparte varias impresiones con nosotros.  Mikel Soto, editor de  Txalaparta aclara el auténtico significado de editorial independiente y  el importante papel que juegan en el mantenimiento de una sociedad viva “política y culturalmente”.

“Vasca, libre e independiente”  ¿Cómo transmiten estos valores vuestras obras?

En una mirada cercana al país, libre de cualquier tipo de tutela ideológica u orgánica y con un plan económico para poder desarrollarla.

 

A la izquierda, Mikel Soto, editor de Txalaparta

A la izquierda, Mikel Soto, editor de Txalaparta. Imagen cortesía de Txalaparta

¿Cómo es el lector habitual de Txalaparta?

Yo creo que la palabra que mejor los define es comprometidos. No es un tipo de lectora o lector pasivo; son feministas, euskaltzales, sindicalistas, okupas, presos… Realmente tenemos una base lectora envidiable para una editorial de izquierdas.

 

¿Qué significa ser una editorial independiente? ¿Por qué es importante defender esta identidad ?

Como te adelantaba en la primera pregunta, una editorial independiente es una editorial que está libre de tutelas de todo tipo: empresariales, bancarias, gubernamentales, ideológicas etc. Que tiene una línea editorial propia y que ha tiene un plan económico para poder desarrollarla. Eso no significa que esté fuera de lógicas o problemas bancarios o empresariales, sino que tiene una forma propia de enfrentarse a ellos para poder desarrollar su labor cultural y política, si se quiere, de una manera independiente.

Es claro que Txalaparta tiene una línea editorial que a menudo no ha sido fácil mantener en un país que ha tenido la espada de Damocles de la Audiencia Nacional encima, pero que su base de suscriptores y suscriptoras han sostenido y defendido. Txalaparta no sería nada sin todas esas personas que han confiado en esa línea y la han mantenido económicamente. Ellas y ellos son la base de nuestra independencia.

Y por qué es importante defenderla… Pues porque en un mundo en el que se están dando procesos de concentración editorial sin precedentes y en el que parece que cada vez se deja más la cultura a los pies de la consabida “tiranía del mercado”, las editoriales independientes somos seguramente las más firmes guardianas de la bibliodiversidad. De la posibilidad de que la cultura mundial siga siendo una pecera llena de bonitos peces de distintos colores y tamaños en vez de una cazuela a rebosar de sopa caliente de aleta de tiburón.

 

¿Tienen visibilidad las editoriales como vosotros?

Sí y no. Tenemos visibilidad porque llevamos ya más de un cuarto de siglo publicando y tenemos un fondo editorial que es insoslayable. Pero Txalaparta sigue siendo incómoda en muchos sitios. Por contar una anécdota, no hace tanto que el responsable de una gran cadena de librerías le dijo a un distribuidor nuestro refiriéndose a nuestras novedades: “Esos no. Y si vuelves a traer algún libro de estos no te cojo ninguno de nadie”.

Afortunadamente, la visibilidad que nos quitan algunos nos la dan nuestros lectores y lectoras, que piden, buscan y promocionan nuestros libros allá donde están.

 

¿En qué os basáis a la hora de seleccionar las obras que publicáis?

¡Buf! Difícil pregunta… Los criterios son múltiples. Puede ser que un tema nos interese porque no lo hemos trabajado en nuestro catálogo (y mira ya que es difícil, porque con tantos años le hemos “pegado” a todo), porque pese a tener libros sobre el tema tiene un punto de vista novedoso, porque es un autor o autora que nos interesa, porque es original… Tratamos de ver si el libro y el autor encajan en el catálogo de la editorial y si, a su vez, lo enriquecen.

 

¿Cómo están influyendo plataformas de autopublicación como Entreescritores en vuestra labor?

Yo diría que, de momento, no están influyendo demasiado. Si tuviera que destacar una influencia clara es que, ahora, de vez en cuando se nos acerca algún escritor o escritora que tiene otra noción de lo que hasta hace poco era el negocio editorial clásico y nos consulta la posibilidad de publicar su obra bajo unas nuevas condiciones.

 

¿Editorial independiente sólo para lectores independientes?

No creo. Una editorial independiente crea unos valores literarios, editoriales y culturales y, afortunadamente, es el mundo entero el que disfruta de ellos.

Además, siempre se suele hacer el chiste de que las editoriales independientes descubrimos a los nuevos escritores y escritoras para que luego los grandes grupos nos los quiten a golpe de chequera y los presenten al “gran público”. Es un chiste amargo, una dolorosa realidad, un “consuelo del pobre” y, a veces, un tópico demasiado extendido.

Nos cruzamos en la Feria del Libro de Barcelona ¿Qué impresión os llevásteis del evento?

Pues, pese a encontrarnos con viejos amigos y con nuevos, como es el caso, nos dejó un regusto un tanto amargo. Nos pareció que Liber se está convirtiendo en una feria pobre que lleva camino de serlo más. Alguien debería de tomar cartas en el asunto y decidir qué modelo de feria quiere y si quiere ser un evento eternamente moribundo o una feria significativa a nivel mundial o por lo menos cara al mundo hispanohablante.

 

 Nos pareció que Liber se está convirtiendo en una feria pobre que lleva camino de serlo más

 

Habéis  creado “Editores independientes” ¿Qué es y qué objetivos persigue?

Es la unión de cuatro editoriales que se consideran hermanas (de hecho, internamente solemos echar mano de esa autodefinición vasca que es “la cuadrilla”) que, como dice en su presentación “se propone mantener y alimentar la diversidad editorial y la difusión de los textos, además de incluir todas las formas de colaboración posibles”.

 

¿Cómo funcionáis?

Pues básicamente por este camino que a menudo se presenta como el fin de la edición que es Internet. Compartiendo proyectos, consultándonos dudas, ofreciéndonos oportunidades… y juntándonos siempre que alguna feria lo permite.

 

¿Por qué os habéis unido con editoriales de México, Chile y Uruguay?

Ha sido una cuestión de afinidad. Tras muchos años pateando ferias nos dimos cuenta de que teníamos muchas afinidades y sintonías en catálogo, línea editorial, problemas y… soluciones.

 

Entreescritores entrevista a la prestigiosa editorial independiente Txalaparta

Imagen cortesía de Txalaparta

¿Cómo ha cambiado Internet el panorama de las editoriales americanas?

Uf, no me atrevo a responder, me parece que debería ser un editor o editora americana el o la que responda. Podría comentarte cosas que nos han comentado los compas, pero tampoco creo que fuera una respuesta clara, porque, hasta donde yo sé, ha cambiado el panorama de una forma muy distinta en México, en Argentina o en Colombia.

 

¿Sigue vigente la “dominación” de los grandes grupos editoriales españoles?

Por supuesto, a muchos niveles. Ayer mismo nos pasaba el editor argentino Guido Indij una magnífica carta de Eduardo Subirats a su editor español en la que decía textualmente: “todas las editoriales españolas ‘importantes’, es decir, con una expansión comercial a América latina, limpian los textos de hispanoamericanismos”. Si eso no es una forma de colonización, venga dios –o Frantz Fanon- y lo vea. Menciono el detalle como botón de muestra de una mentalidad colonizadora, pero la realidad es bastante más agresiva: las estrategias expansivas de los grandes grupos, el inundar las librerías de Sudamérica de libros y autores españoles, los contratos a autores bajo promesa de editar en España que luego no se cumplen (ni se permite a otros cumplir) etc. España trata de seguir jugando a ser ese imperio en el que no se pone el sol. Afortunadamente, creo que Sudamérica es ahora una zona mucho más viva política y culturalmente que el caduco Estado español, por lo que creo que está desarrollando nuevas estrategias y, sobre todo, actitudes que van a posibilitar que el famoso “meridiano cultural” americano no pase por Madrid.

 

¿Se parecen los lectores españoles y los americanos?

Me gustaría creer que no, pero seguramente tendrán muchas más afinidades de las que parece a primera vista, y menos de las que intentan que tengan los ejecutivos del grupo Planeta.

 

En vuestro catálogo desde Poniatowska hasta Alejo Carpentier pero ¿Existe un autor que os haya reportado más alegrías que el resto? ¿Destacaríais el nombre de algún autor en especial?

Es difícil decantarse por uno o una, porque las satisfacciones que te reportan son a veces distintas. Hombre, las ventas suelen ser una satisfacción mayúscula, como te puedes imaginar, pero a veces el placer es poder publicar un libro que siempre te ha gustado, el que un autor entre en tu catálogo, hacer algo novedoso… Depende de cada libro. Aun así, entiendo que no quieres una respuesta estilo “todos son hijos míos y a todos los quiero por igual”, así que me voy a animar a recomendarte a unos vascos: Alejandro Fernández Aldasoro, que acaba de publicar `Aversiones´ con Ttarttalo y que publicó con nosotros `Tal vez sea suficiente´, un espléndido libro. Me parecen destacables los impresionantes libros de Fernando Palazuelos y Rober Garay, tanto `La bestia que bebe de las huellas´ como `Zapatos en la arena´. Y un autor asturiano que está casi ya nacionalizado vasco, pues vive con su familia en Bilbo, Jon Bilbao. Tradujimos hace poco su `Bajo el influjo del cometa´ (Kometareneraginpean) y es un placer leer cada libro nuevo que publica.