Encuentra lectores para tu libro

Consigue que una editorial lo publique

Publica tu libro

Tag : lectores

post image

“Esta crisis no se arregla con cambiar alguna pieza averiada del sistema sino cambiándolo todo”

Portada que muestra a dos personas mayores dentro de un coche

DESCARGAR LIBRO EPUB O PDF

Entrevistamos a Ricardo Echanove Tuero con motivo de la próxima publicación de `Cosas de mayores´, “un relato de ficción muy realista y sin concesiones a la fantasía” protagonizado por dos octogenarios sin miedo de pasar revista a sus vidas.

La esperanza es la máxima que empapa la literatura de Echanove Tuero, uno de los autores más queridos y mejor valorados de Entreescritores.com. Un “joven octogenario”  que ha sabido disfrazar el ensayo de comedia y que ha analizado una y mil veces esta sociedad.

¿Cuándo diría que se convirtió en escritor?

Yo empecé a publicar después de mi jubilación. Así que hablando en términos apropiados, no tengo eso que se llama una gran trayectoria literaria, pese a mi avanzada edad. Ahora bien, mi afición a escribir nació conmigo, y a lo largo de mi vida he escrito decenas de relatos de viajes y cuentos variados, artículos en prensa, principalmente de contenido político,, infinidad de escritos sueltos sobre diversos temas. Libros publicados se cuentan con los   dedos de la mano: “Donde siempre a la misma hora”, crónica novelada sobre la transición española a la democracia; “Humor y Amor a la carta”; “Cosas que me contó mi primo” -novela inspirada en la muerte anunciada de un entrañable amigo-; “Pero no estamos solos” -sobre la crisis económica y demás crisis de las que lamentablemente no acabamos de salir, y finalmente, “Cosas de mayores. Parlas y andanzas de dos jóvenes octogenarios”, que acaba de ver la luz.

Se ha movido por las lindes de la crónica novelada uno de los géneros más vendidos en España ¿Por qué el lector se encuentra cómodo con esta narrativa?

El escritor siempre escribe sobre sus propias experiencias, sobre lo que va conociendo y experimentando a lo largo de su vida. Y es la nostalgia de todo ello la que empuja al escritor vocacional a reproducirlo de alguna manera. Unas veces se limitará a reproducir la realidad tal como pasó o la recuerda, y otras preferirá meterse en los territorios de la ficción y escribir sobre lo que no pasó pero pudiera haber pasado. No suele haber ni crónicas puras ni pura ficción. Con mayor frecuencia se produce una mezcla de ambas. Y el lector parece agradecerlo porque además de emocionarse y divertirse al mismo tiempo, se enriquece culturalmente. Incluso la considerada como historia pura, ya sabemos que no es sino una versión más de lo que realmente sucedió, pero habría otras versiones. Precisamente aquí, en España, La Transición a la democracia del año 1977 despertó la avidez por conocer otras versiones de nuestra historia distintas a la que se nos había contado en exclusiva, y no es por eso de extrañar que haya sido uno de los géneros más vendidos.

En tiempos de crisis la lectura es bálsamo de fierabrás.  Si la superventas Almudena Grandes nos pone nostálgicos con sus “Besos en el pan” ¿qué consigue “Pero no estamos solos”?

La crisis que venimos padeciendo en los últimos años en España es de tal dimensión y gravedad que tenemos que acogernos al no pequeño consuelo de que esto no solo nos ha pasado en España por la burbuja inmobiliaria y la corrupción, o porque “somos un desastre” sino que también el mundo globalizado y particularmente Europa, está en crisis, en una crisis sistémica, total, de las que no se arreglan con cambiar alguna pieza averiada del sistema sino cambiándolo todo. A día de hoy nadie sabe con certeza en qué va a quedar el mundo que conocemos. Y ante este horizonte de incertidumbre y confusión se me ocurrió poner a mi anterior relato el título “Pero no estamos solos” para provocar un alivio en el lector, como pura expresión de esperanza.

¿Por qué un relato coral?

Inicialmente se creyó que la crisis financiera era algo que solo afectaba a círculos muy profesionales relacionados con el dinero.Enseguida empezó a extenderse a todos los estratos de la sociedad y la ciudadanía a sentir los efectos de la misma en su propio bolsillo o en su estatus laboral o profesional, especialmente los afectados por el paro , la expresión más dolorosa de la misma. Y en las calles de la ciudad ya no se hablaba de otra cosa, ni en las barras de los bares, ni en los enmoquetados clubs, ni en las fábricas y despachos. Vamos la crisis se había socializado, todo el mundo acabó aprendiendo lo que significaba la “prima de riesgo”. Por eso, escribir sobre este tema no podía hacerse más que desde una perspectiva coral.

 

Al final, todos acabaremos haciéndonos mayores. Y esa es la modesta pretensión de “Cosas para mayores”, cuyo solo título es toda una declaración de intenciones

 

Últimamente su carrera se ha enfocado hacia un público lector más adulto ¿Existen géneros literarios sólo para los más mayores?

A mí me suele ocurrir que después de leer algo más o menos interesante me he dicho al acabar, “en cualquier caso, qué bien escrito está, o lo contrario, qué pobremente escrito está, o directamente, cómo ha podido publicarse algo tan confuso o mal escrito”. En definitiva, yo creo que el buen lector aprecia también la pulcritud literaria o la falta de ella al margen del contenido. Y siguiendo esta línea argumental, más que de géneros literarios para mayores yo diría que hay argumentos y contenidos especialmente interesantes para mayores pero que pueden interesar a otros lectores de cualquier edad si están certeramente explicados. Al final, todos acabaremos haciéndonos mayores. Y esa es la modesta pretensión de mi último relato “Cosas para mayores”, cuyo solo título es toda una declaración de intenciones.

La edad no ha sido capaz de restarle ni un ápice de su hilarancia. En su segunda obra, la colección de relatos “Humor y amor a la carta”, hace gala de un humor fresco del que se sirve para explorar al ser humano. Con permiso de Quevedo, la verdad ¿mejor mostrarla en camisa que desnuda?

Mantener el sentido del humor ante la vida y la disposición a tomarse uno a sí mismo un poco en broma es un privilegio del que me siento muy satisfecho a mi edad. Creo que eso se lo debo a haber formado parte de una familia de doce hermanos y a haber tenido una madre que vivió con gran lucidez hasta los 106 años. Y, por supuesto, estoy plenamente de acuerdo con Quevedo.

Su obra tiene como epicentro inamovible al ser humano

Yo creo que es una vocación: desde que nací lo que más interés, curiosidad, ternura y respeto me ha inspirado siempre ha sido el ser humano que tengo enfrente, tan frágil, tan contradictorio y tan inseguro a pesar de toda apariencia, el ser humano como superviviente.

¿Ha sido su trayectoria vital lo que le ha llevado a reflexionar sobre la personalidad?

Digamos que he tenido la suerte inmensa de haber conocido desde dentro una notable variedad de situaciones y comportamientos humanos . Pero insisto, lo principal en mi caso creo que ha sido esa especial e innata inclinación o interés  por cualquier ser humano que conozco.

La edad ha sido un constante en esta entrevista por eso me entra una duda ¿Los escritores se retiran?

Pues yo diría que sí, como los pintores, los escultores, los cirujanos, los abogados , los fontaneros o los artesanos.. Aunque se conserve la lucidez, la memoria o la rapidez mental no es la misma a medida que se van cumpliendo años y alcanzando una edad como la mía; pero ni siquiera la letra propia, “esa nadería”, que diría Borges, de deslizar el bolígrafo sobre el papel. Falla el pulso, empiezan a fallar muchas cosas, lo que naturalmente no significa que uno no pueda seguir creando y disfrutando y emocionándose con lo que sucede alrededor o hagan los demás.

¿Qué opina del conflicto vivido por algunos autores a principios de 2016 en relación al cobro de sus pensiones?

Me parece un ensañamiento fiscal impresentable y, además, un error, porque la actividad cultural y creativa debiera fomentarse por el beneficio que puede proyectar hacia los demás.

85 años no son nada. Goethe publicó su Fausto con 80 ¿Le queda entonces alguna novela en el cajón?

Goethe fue un genio. También yo, sin serlo, siento que me queda algo por decir, en la recámara. Pero tengo la impresión de que más que largos relatos intentaré expresarlo en cuentos y relatos cortos, que aunque sean igual de difíciles de lograr que las novelas, siempre “la carpintería” del relato resulta menos complicada y laboriosa. Luego te pones a escribir y no sabes por donde pueden salir las cosas, Pero eso sí, en cualquier caso y a poder ser, que el final de la vida me coja trabajando en este bendito hobby de escribir que está llenando mi vida.

La vida es un filón inagotable y me quedan muchísimas cosas interesantes sobre las que seguir escribiendo

 

 ¿Seguirá la edad presente en su próximo proyecto?

Presiento que nada especial, creo que ya he dicho lo poco o mucho que quería decir sobre la ancianidad. La vida es un filón inagotable y me quedan muchísimas cosas interesantes y bellas sobre las que me apetecería seguir escribiendo en el caso de que pudiese continuar haciéndolo.

post image

La Feria del libro de Madrid y las editoriales indie: colaboración por visibilidad

El pasado martes destacaban desde el diario ABC  que en sus inicios allá por 1933, La Feria del Libro contaba con tan sólo 44 casetas.  En la actualidad, más de 80 años después, serán 367 casetas y 479 expositores los que copen el Parque del Retiro en una oda al que fuera uno de los sectores económicos dorados de España y que ahora reacomoda sus objetivos y su lugar en la economía nacional.

Resulta innegable que esta 75º edición de La Feria facilitará las ventas a libreros y medianos editores que pasearan sus novedades hasta el  12 de junio con una mezcla de buenas emociones y alguna que otra dificultad. Y es que un editor individual tiene que tener un catálogo de al menos 131 títulos para acceder a una de las casetas de tres metros, o de  276 título para poder ocupar las de cuatro metros. Esto sumado al desembolso inicial y las ganas de colaborar ha hecho que algunos editores hayan decidido hacer buena la máxima de que “la unión hace la fuerza”, como en el caso de la @Nordica_Libros, que desde 2014 comparten caseta con los sellos de Contexto (@EdImpedimenta,@LibrosAsteroide , Periférica y @sextopiso_es).

Sin embargo la visibilidad de los sellos pequeños sigue siendo escasa y eso hace que pese una sensación de hastío en el ambiente –recordemos las duras críticas que recibió la edición de 2014 en Barcelona-.

Fanpage de Pablo Mazo, responsable de Salto de Página

Fanpage de Pablo Mazo, responsable de Salto de Página

Y mientras las editoriales pequeñas e independientes luchan por mantener el romanticismo de la profesión, la cifras mantienen a flote el cada vez menos productivo ambiente.

Y es que aunque la crisis sigue estando ahí, la producción se mantiene con inestabilidad y las cosas no cambian. Una producción de libros que este año ha alcanzado la cifra de 90.802, siendo el gran favorito el libro en papel  -68.378- frente al ebook -22.424-, cuyas ventas han descendido un 1,9% a pesar de representar el 90,4% de la edición en otros soportes -no olvidemos el boom del audiolibro.

Pero ¿Quién edita lo que se vende?

Un vistazo al año 2014 nos sirve para entender lo que está ocurriendo. Hace dos años toda la producción potente se concentró en 107 empresas editoriales, una cifra que representaba tan sólo el 3,4% de todas las editoriales que tuvieron actividad en ese año. Frente a los potentes conglomerados de sellos extranjeros y la absorción de algunas de las editoriales más reconocidas, las editoriales independientes sacan pecho y comienzan a valorar las opciones de venta y edición digital en un intento por adaptarse al nuevo lector y mantener su prestigio.

La Feria del Libro no es lugar para hablar de ebooks

No parece una casualidad que Francia sea el país invitado ya que parece que el ebook no acaba de cuajar entre los lectores. En 2013 las cifras galas de facturación del libro electrónico suponía un 3% de todo el mercado, de hecho, sólo había 500.000 eReaders en un país con 66 millones de habitantes. La falta de catálogo y los precios altos parecían ser los motivos de este escaso interés hacia la lectura digital. Estos antencedentes se suman a las declaraciones realiadas el año pasado por Pilar Gallego, la por entonces presidenta del Gremio de Libreros, quien  afirmó que “el certamen ignoraba a los ebooks. La Feria es para pasear y no para ficheros electrónicos”.

post image

Quien lee mucho y anda mucho…El Quijote abreviado

La máxima de nuestro autor más internacional y destacado nos sirve para felicitar a nuestros lectores en un día tan especial como este. En todo el mundo se conmemoran las muertes de Cervantes y Shakeaspeare, pero también los nacimientos de ilustres rusos como Nabokov.

Grandes celebraciones, pero alguna que otra mala noticia. Según fuentes oficiales, el 40% de los españoles asegura no haber leído la obra magna de Cervantes y por tanto no conocen al “Caballero De La Triste Figura”, ni han viajado con su fiel escudero, tampoco se han enamorado de Dulcinea ni entienden la locura del personaje. Podríamos decir que ellos se lo pierden, pero no.  Por suerte prácticamente todo el mundo reconoce al Quijote, forma parte del imaginario común de propios y extraños y por eso animamos a los rezagados a que conozcan la obra. Quizá sus seiscientas páginas c serán una barrera para muchos y por eso os proponemos algo.

 

Tres soluciones alternativas para conocer “El Quijote”

Viaje exprés por La Mancha

Una buena manera de tomar contacto con la obra y sus personajes es a través de los “Cuentos del Quijote”. Una obra obligatoria en institutos que no requiere de más de un mes para su lectura y os servirá tanto de prólogo como excusa para lanzarse con la obra original.

El ingenioso tuitero

Para aquellos que necesitan aprovechar el tiempo al máximo, Diego Buendía, un desarrollador web español, ha comprimido aún más la obra. Con motivo del cuarto centenario de la obra Buendía decidió publicar la novela completa a golpe de tweets. Empezó en 2014 y a un ritmo medio de cuatro tweets diarios. Un total de 17.000 tweets inundaron la red social.

Para los amantes de Trapiello

El periodista natural de León y Premio Nadal en 2003 por su obra “Los amigos del crimen perfecto”, publicó, rescató a los personajes secundarios de su novela  “Al morir Don Quijote”. Un ejemplo de intriga y maestría narrativa.

Entreescritores en los estudios del Sector Editorial

Para el equipo de Entreescritores es una alegría y un motivo de orgullo aparecer en los dos últimos estudios elaborados por DosDoce -referente en el sector editorial español-, unos estudios que avalan nuestra labor diaria con escritores y editoriales.

Os dejamos los enlaces de descarga para que podáis consultarlos. Mientras seguiremos trabajando para convertirnos en la plataforma de autopublicación que cubra las necesidades de pequeñas y medianas editoriales:

 

Autores independientes: la llegada de la revolución indie

Nuevos modelos de negocio en la era digital

 

Entreescritoers en el estudio nuevos modelos de negocio en la era digital de dosdoceEntreescritores en el estudio autores independientes de dosdoce

post image

Txalaparta: “Nuestros lectores no son pasivos; son feministas, euskaltzales, sindicalistas, okupas, presos…”

Tusquets, Anagrama, AKAL ¿Sabemos realmente a quién pertenecen estos sellos ? La proponderancia de los grandes grupos editoriales que  han ido fagocitado a los nombres independientes está cambiando el, ya de por sí maltrecho sector editorial.

Hoy, una de las editoriales que sobreviven a esta “uniformización literaria” impuesta por el ansia de ventas comparte varias impresiones con nosotros.  Mikel Soto, editor de  Txalaparta aclara el auténtico significado de editorial independiente y  el importante papel que juegan en el mantenimiento de una sociedad viva “política y culturalmente”.

“Vasca, libre e independiente”  ¿Cómo transmiten estos valores vuestras obras?

En una mirada cercana al país, libre de cualquier tipo de tutela ideológica u orgánica y con un plan económico para poder desarrollarla.

 

A la izquierda, Mikel Soto, editor de Txalaparta

A la izquierda, Mikel Soto, editor de Txalaparta. Imagen cortesía de Txalaparta

¿Cómo es el lector habitual de Txalaparta?

Yo creo que la palabra que mejor los define es comprometidos. No es un tipo de lectora o lector pasivo; son feministas, euskaltzales, sindicalistas, okupas, presos… Realmente tenemos una base lectora envidiable para una editorial de izquierdas.

 

¿Qué significa ser una editorial independiente? ¿Por qué es importante defender esta identidad ?

Como te adelantaba en la primera pregunta, una editorial independiente es una editorial que está libre de tutelas de todo tipo: empresariales, bancarias, gubernamentales, ideológicas etc. Que tiene una línea editorial propia y que ha tiene un plan económico para poder desarrollarla. Eso no significa que esté fuera de lógicas o problemas bancarios o empresariales, sino que tiene una forma propia de enfrentarse a ellos para poder desarrollar su labor cultural y política, si se quiere, de una manera independiente.

Es claro que Txalaparta tiene una línea editorial que a menudo no ha sido fácil mantener en un país que ha tenido la espada de Damocles de la Audiencia Nacional encima, pero que su base de suscriptores y suscriptoras han sostenido y defendido. Txalaparta no sería nada sin todas esas personas que han confiado en esa línea y la han mantenido económicamente. Ellas y ellos son la base de nuestra independencia.

Y por qué es importante defenderla… Pues porque en un mundo en el que se están dando procesos de concentración editorial sin precedentes y en el que parece que cada vez se deja más la cultura a los pies de la consabida “tiranía del mercado”, las editoriales independientes somos seguramente las más firmes guardianas de la bibliodiversidad. De la posibilidad de que la cultura mundial siga siendo una pecera llena de bonitos peces de distintos colores y tamaños en vez de una cazuela a rebosar de sopa caliente de aleta de tiburón.

 

¿Tienen visibilidad las editoriales como vosotros?

Sí y no. Tenemos visibilidad porque llevamos ya más de un cuarto de siglo publicando y tenemos un fondo editorial que es insoslayable. Pero Txalaparta sigue siendo incómoda en muchos sitios. Por contar una anécdota, no hace tanto que el responsable de una gran cadena de librerías le dijo a un distribuidor nuestro refiriéndose a nuestras novedades: “Esos no. Y si vuelves a traer algún libro de estos no te cojo ninguno de nadie”.

Afortunadamente, la visibilidad que nos quitan algunos nos la dan nuestros lectores y lectoras, que piden, buscan y promocionan nuestros libros allá donde están.

 

¿En qué os basáis a la hora de seleccionar las obras que publicáis?

¡Buf! Difícil pregunta… Los criterios son múltiples. Puede ser que un tema nos interese porque no lo hemos trabajado en nuestro catálogo (y mira ya que es difícil, porque con tantos años le hemos “pegado” a todo), porque pese a tener libros sobre el tema tiene un punto de vista novedoso, porque es un autor o autora que nos interesa, porque es original… Tratamos de ver si el libro y el autor encajan en el catálogo de la editorial y si, a su vez, lo enriquecen.

 

¿Cómo están influyendo plataformas de autopublicación como Entreescritores en vuestra labor?

Yo diría que, de momento, no están influyendo demasiado. Si tuviera que destacar una influencia clara es que, ahora, de vez en cuando se nos acerca algún escritor o escritora que tiene otra noción de lo que hasta hace poco era el negocio editorial clásico y nos consulta la posibilidad de publicar su obra bajo unas nuevas condiciones.

 

¿Editorial independiente sólo para lectores independientes?

No creo. Una editorial independiente crea unos valores literarios, editoriales y culturales y, afortunadamente, es el mundo entero el que disfruta de ellos.

Además, siempre se suele hacer el chiste de que las editoriales independientes descubrimos a los nuevos escritores y escritoras para que luego los grandes grupos nos los quiten a golpe de chequera y los presenten al “gran público”. Es un chiste amargo, una dolorosa realidad, un “consuelo del pobre” y, a veces, un tópico demasiado extendido.

Nos cruzamos en la Feria del Libro de Barcelona ¿Qué impresión os llevásteis del evento?

Pues, pese a encontrarnos con viejos amigos y con nuevos, como es el caso, nos dejó un regusto un tanto amargo. Nos pareció que Liber se está convirtiendo en una feria pobre que lleva camino de serlo más. Alguien debería de tomar cartas en el asunto y decidir qué modelo de feria quiere y si quiere ser un evento eternamente moribundo o una feria significativa a nivel mundial o por lo menos cara al mundo hispanohablante.

 

 Nos pareció que Liber se está convirtiendo en una feria pobre que lleva camino de serlo más

 

Habéis  creado “Editores independientes” ¿Qué es y qué objetivos persigue?

Es la unión de cuatro editoriales que se consideran hermanas (de hecho, internamente solemos echar mano de esa autodefinición vasca que es “la cuadrilla”) que, como dice en su presentación “se propone mantener y alimentar la diversidad editorial y la difusión de los textos, además de incluir todas las formas de colaboración posibles”.

 

¿Cómo funcionáis?

Pues básicamente por este camino que a menudo se presenta como el fin de la edición que es Internet. Compartiendo proyectos, consultándonos dudas, ofreciéndonos oportunidades… y juntándonos siempre que alguna feria lo permite.

 

¿Por qué os habéis unido con editoriales de México, Chile y Uruguay?

Ha sido una cuestión de afinidad. Tras muchos años pateando ferias nos dimos cuenta de que teníamos muchas afinidades y sintonías en catálogo, línea editorial, problemas y… soluciones.

 

Entreescritores entrevista a la prestigiosa editorial independiente Txalaparta

Imagen cortesía de Txalaparta

¿Cómo ha cambiado Internet el panorama de las editoriales americanas?

Uf, no me atrevo a responder, me parece que debería ser un editor o editora americana el o la que responda. Podría comentarte cosas que nos han comentado los compas, pero tampoco creo que fuera una respuesta clara, porque, hasta donde yo sé, ha cambiado el panorama de una forma muy distinta en México, en Argentina o en Colombia.

 

¿Sigue vigente la “dominación” de los grandes grupos editoriales españoles?

Por supuesto, a muchos niveles. Ayer mismo nos pasaba el editor argentino Guido Indij una magnífica carta de Eduardo Subirats a su editor español en la que decía textualmente: “todas las editoriales españolas ‘importantes’, es decir, con una expansión comercial a América latina, limpian los textos de hispanoamericanismos”. Si eso no es una forma de colonización, venga dios –o Frantz Fanon- y lo vea. Menciono el detalle como botón de muestra de una mentalidad colonizadora, pero la realidad es bastante más agresiva: las estrategias expansivas de los grandes grupos, el inundar las librerías de Sudamérica de libros y autores españoles, los contratos a autores bajo promesa de editar en España que luego no se cumplen (ni se permite a otros cumplir) etc. España trata de seguir jugando a ser ese imperio en el que no se pone el sol. Afortunadamente, creo que Sudamérica es ahora una zona mucho más viva política y culturalmente que el caduco Estado español, por lo que creo que está desarrollando nuevas estrategias y, sobre todo, actitudes que van a posibilitar que el famoso “meridiano cultural” americano no pase por Madrid.

 

¿Se parecen los lectores españoles y los americanos?

Me gustaría creer que no, pero seguramente tendrán muchas más afinidades de las que parece a primera vista, y menos de las que intentan que tengan los ejecutivos del grupo Planeta.

 

En vuestro catálogo desde Poniatowska hasta Alejo Carpentier pero ¿Existe un autor que os haya reportado más alegrías que el resto? ¿Destacaríais el nombre de algún autor en especial?

Es difícil decantarse por uno o una, porque las satisfacciones que te reportan son a veces distintas. Hombre, las ventas suelen ser una satisfacción mayúscula, como te puedes imaginar, pero a veces el placer es poder publicar un libro que siempre te ha gustado, el que un autor entre en tu catálogo, hacer algo novedoso… Depende de cada libro. Aun así, entiendo que no quieres una respuesta estilo “todos son hijos míos y a todos los quiero por igual”, así que me voy a animar a recomendarte a unos vascos: Alejandro Fernández Aldasoro, que acaba de publicar `Aversiones´ con Ttarttalo y que publicó con nosotros `Tal vez sea suficiente´, un espléndido libro. Me parecen destacables los impresionantes libros de Fernando Palazuelos y Rober Garay, tanto `La bestia que bebe de las huellas´ como `Zapatos en la arena´. Y un autor asturiano que está casi ya nacionalizado vasco, pues vive con su familia en Bilbo, Jon Bilbao. Tradujimos hace poco su `Bajo el influjo del cometa´ (Kometareneraginpean) y es un placer leer cada libro nuevo que publica.

Los mejores libros de 2014: #NosGustaLeer

Lo prometido es deuda.

El pasado lunes lanzamos el reto #NosGustaLeer en nuestra fanpage: ¿Cuál fue el mejor libro de 2014?

#NosGustaLeer

Nuestros segudidores en redes sociales son unas amantes de la literatura y su nivel de exigencia -y sus muchísimas lecturas- nos lo han puesto fácil, ya que han sido pocos los que se han atrevido a proponer, pero eso sí, bastante certeros.

Como resultado, os dejamos las cuatro mejores novelas de 2014 elegidas con las valoraciones de nuestros fans lectores:
 1.”Legado en los huesos” de Dolores Redondo. Editada por Destino y de la que el también escritor y principal contribuidor al ranking, Benjamín Recacha, destaca como la mejor parte de la Trilogía del Baztán”.   

 2. “Colgados del suelo” de Ramón Betancor. Editada por Baile del Sol y segundo volumen de una trilogía: “El reino de los suelos”

 3. “Días de paso” de Javier Estévez, una novela autopublicada a través de Círculo Rojo:  “Ha sido uno de mis descubrimientos literarios más agradables del año”. Benjamín Recacha

 4. “Amor contra Roma” de Víctor Amela. Publicada por Ediciones B y propuesta por nuestro fan Manel Campozo

 

Gracias por seguir a Entreescritores en redes sociales ya somos más de 8000 amantes de la lectura.


post image

Publicar libros no es sinónimo de triunfar

Nada puede garantizar un final idílico para un libro y es que la era de las segundas ediciones y los best sellers ya no es lo que era. Ninguna editorial o distribuidora puede asegurar que los libros no acaben en una planta de reciclaje, y lo que es peor, nada garantiza que los lectores se interesen por el libro que acabas de publicar, o de autopublicar.

Según publicaba la experta en edición, Arantxa Mellado, en Actualidad Editorial, nada influye más a la hora de decantarse por una lectura que la recomendación de otro lector, “el criterio lector de otra persona o grupo de personas.”

El fin último del arte o lo que lo convierte en arte es apreciarlo como tal, pero a veces se dan ciertos condicionantes que dificultan el éxito de un libro. Llegados a este punto ¿Quién no recuerda una de las afirmaciones más lapidarias de Pío Baroja? “Los libros son como los amigos, no siempre es el mejor el que más nos gusta”.

Desde el Observatorio de la Lectura y el Libro apuntan que diariamente se registran 245 nuevos títulos, de los cuales 57 son ebooks y hace dos años, la consultura editorial Mariana Eguaras apuntaba en su blog que las editoriales muchas veces se ven obligadas a destruir cientos de ejemplares. Es cierto que existen muchos más factores que en fluyen en dichas destrucciones (plagio, caducidad sobre los derechos de la obra o costo de almacenaje, entre otros), pero el excedente de obras es una realidad.

Sin embargo esto no debe desanimar a los escritores en aras de publicar sus libros. El autor colombiano, Mario Jursich lo tiene muy claro:  “Ser escritor significa tener un gran talento para soportar el rechazo”. Un rechazo que puede venir de las editoriales o de los lectores; y que puede derivar en la triste quema literaria.

A pesar de todo, siempre existe una solución. La garantía de éxito para los escritores reside en la consecución de lectores  que compartan opiniones y percepciones de sus libros con más lectores.

Fuentes:

Actualidad Editorial

El blog de Mariana Eguaras

One book wonder

Escribir es crear un imaginario común, levantar Macondos y alumbrar a jóvenes Andreas que se muevan en la “Nada”. Complicado ¿Verdad? Quizá sea porque las musas se rebelan.

Los miedos, el alto nivel de exigencia o la muerte han frenado el impulso de autores que han pasado a la historia de la literatura con un sólo título que los encumbró para siempre. El reciente caso de Harper Lee, que tras cincuenta años de silencio se atreve a mostrarle al mundo su “Go Set a Watchman”, la secuela de “Matar a un ruiseñor” ha despertado nuestro interés por esas obras únicas.

Hoy esas musas rebeldes nos han chivado nueve one hit wonder de la escritura o como decimos nosotros:

El doctor Zhivago:

Borís Pasternak llegó a escribir una novela autobiográfica, sin embargo fue la memorable vida de Yuri Andréyevich Zhivago lo que lo llevó a conseguir un Nobel, premio al que tuvo que renunciar por presiones del gobierno soviético.

el-doctor-zhivago-blog de entreescritores

Cumbres borrascosas:

Un clásico de la literatura anlosajona otrora menospreciado. La pequeña de las Brontë publicó su romántica novela bajo el pseudónimo “Ellis Bell”, incluso los críticos de la época llegaron a achacarle la autoría a su hermana Charlotte. Una historia eterna llevada al cine, al musical a innmuberables adaptaciones televisivas.

cumbres-borrascosas-el blog de entreescritores

El gatopardo:

Giuseppe Tomasi di Lampedusa escribió la novela entre 1954 y 57, sin embargo su publicación fue póstuma. Una extensa narración que refleja el devenir de la familia Salina, representada bajo el símbolo del Serval.

“Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie”

el gatopardo_blog de entreescritores

El retrato de Dorian Gray:

Única novela del maestro irlandés del ingenio, Oscar Wilde.

Una novela de terror gótico considerada un clásico de todos los tiempos y un ejemplo de cómo la vanidad nos ciega. Una obra maestra intemporal y de nuestras favoritas del listado.

El_retrato_de_Dorian_Gray,_blog de entreescritores

Lo que el viento se llevó:

Gone with the Wind, la historia de una mujer sureña con el telón de fondo de la Guerra de Secesión.  La periodista Margaret Mitchell,  publicó una única obra que sin embargo se convirtió en uno de los libros más vendidos de la historia. Rompió esquemas y dio una lección de femenismo.

lo-que-el-viento-se-llevoblog de entreescritores

El guardián entre el centeno:

Tan alabado como menospreciado, el libro de J.D. Salinger  se convirtió en un canto a la rebeldía adolescente. Su lenguaje provocador y la imagen de la adolescencia que ofrece lo ha colocado innumerables veces en el centro de la polémica. El hecho de que el asesino de John Lennon, Mark David Chapman, declarase sentirse identificado con el Holden Caulfield protagonista de la historia no ayudó a mejorar la polémica.

guardiancenteno-el blog de entreescritores

Pedro Páramo:

La única de la lista escrita en castellano. Aunque el mexicano Juan Rulfo publicó una segunda novela, “El gallo de oro”, su publicación se dilató tanto en el tiempo -pasaron 25 años-que lo hemos incluído en el listado. Influencia fundamental del realismo mágico, “Pedro Páramo” está considerada como una de las 100 mejores novelas en español del siglo XX.

pedro_paramo-el blog de entreescritores

Belleza negra:

De éxito precoz, Anne Sewell se despidió de la vida con el tiempo justo para ver el éxito de su primera y única novela, la hepatitis no le dejó tiempo para más.

La autora inglesa plasmó en “Black beauty” su amor por los animales, en especial por los caballos, y trató de reflejar la importancia de los buenos sentimientos. Un fenómeno que se viene a sumar a esos curiosos experimentos en los que los animales se convierten en narradores: el Flush de Virginia Woolf o el Mister Bones de Auster.

bellez negra de anne sewell-blog entreescritores

La conjura de los necios:

Aunque La conjura de los necios obtuvo el Premio Pulitzer en 1981, John Kennedy Toole no vivió para ver como su única novela se convertía en toda una novela de culto. Ignatius J. Really se convirtió en el “caballero de la triste figura” made in USA.

la conjura de los necios post de entreescritores

¿Se os ocurre alguno más?

post image

Cómo ser Max Brod

Más allá de la prescripción literaria que proporcionan las redes sociales los editores siguen siendo fundamentales. Hasta tal punto es así, que autores conocidos mundialmente afirman que sus obras han pasado por la manos de sus fieles correctores infinitas veces. Que una obra requiera de muchas correcciones o giros no significa que no merezca ser descubierta, y qué mejores ejemplos que Toole o el que aquí nos compete, Kafka.

 

¿Quién descubre una obra?

El lector profesional

 

Las principales escuelas de escritura de España ofertan talleres y cursos animando a los lectores más apasionados a dar un paso más para hacer de la lectura su profesión y como creemos en un futuro híbrido en lo que a edición se refiere, nunca está de más conocer lo que ofrecen este tipo de cursos para que nunca falten lectores profesionales.

Informes de lectura, debates,  comunicación y dominio de la argumentación configuran las bases de una de las profesiones clave de la edición.

3109294361_3fa8cdd580_z

En España despuntan figuras como Ignacio Echevarria, que realizó críticas a autores como Benardo Atxaga o Almudena Grandes; Ponç Puigdevall o el recientemente fallecido Ricardo Senabre.

Los caminos de la edición son insondables y los escritores son tan dispares como la literatura misma.  Stephen King ha comentado innumerables veces que la edición en sus obras es fundamental, sin embargo otros como Fernando Aramburu tuvieron que empezar su carrera siendo su propio editor y distribuidor. Y luego está Kafka.

El gran Kafka, quien encontró en su mejor amigo, Max Brod, al editor que colocó su obra allí donde merecía estar y todo gracias a su olfato infalible de lector.

 

Enlaces de interés:

Escuela de Escritores de Madrid

Escuela de Escritores del Ateneu

Escritores.org

post image

Rosa Sala: “No creo que el sector editorial recupere la posición que tuvo antes de la llamada tormenta perfecta”

Rosa Sala Rose, CEO de Seebook ,y reconocida ensayista y traductora literaria, nos ha hablado del impacto del ebook en el sector editorial y lo que supondrá la colaboración de Seebook y Entreescritores.

Seebook, patrocinará la categoría de Infantil y Juvenil de Entreescritores, de manera que el elegido o elegidos obtendrán la creación de un paquete de Seebooks y su correspondiente distribución en librerías.

 

Al nuevo servicio de creación de Seebook para autores independientes se viene a incorporar este patrocinio que dará la oportunidad a los autores de Entreescritores de conseguir una distribución de sus ebooks en librerías de toda España.

 

¿En qué momento se encuentra el sector editorial respecto al ebook?

Creo que se ha superado ya la etapa de familiarización y ha llegado el momento de su normalización. Entretanto ya nadie duda de que el libro digital va a convivir pacíficamente con el libro en papel, sin sustituirlo como se temía hace unos años. Aun así, el mundo digital y analógico siguen estrategias tan distintas que la irrupción de este nuevo canal sigue suponiendo un desafío para todo el sector.

 

¿Qué valor aportan los Seebook en este momento?

Entre otras cosas, nuestras tarjetas de descarga de ebooks trazan un puente entre lo analógico y lo digital inexistente hasta ahora. Nos gusta pensar que los Seebook toman todas las ventajas del libro digital para sumarle casi todas las del libro en papel. Entre otras cosas Seebook permite a los libreros la venta de libros digitales de manera tangible, tal como están acostumbrados, y además con márgenes justos. A los editores les permite dar visibilidad a sus ebooks, rescatar títulos de fondo y obtener valiosos datos sobre el comportamiento de sus lectores. A los autores les permite vender, regalar y firmar ejemplares de su libro en ferias y presentaciones aunque no lo tengan editado en papel. Y a los usuarios, les permite regalar un ebook de forma tangible, además de proporcionarles un ebook en el formato que quieran y sin el engorro del DRM.

seebook_distribución en librerías para autores indies a través de entreescritores

 

¿Qué crees que necesitan los autores en la actualidad?

Sobre todo concienciarse de que las cosas han cambiado y de que deben buscar nuevos caminos para dar a conocer su obra. El camino de la edición tradicional –enviar manuscrito a un editor, cobrar un anticipo, ver el libro en librerías– se ha vuelto cada vez más difícil, sobre todo para los autores noveles, independientemente de su calidad literaria. Al mismo tiempo, internet les abre nuevas vías que les conviene explorar, aunque no todos estén dispuestos a ello.

 

¿Qué dirías que necesitan las editoriales para recuperar esa posición privilegiada del sector editorial español?

No nos engañemos: ya no creo que recuperen la posición que tuvieron antes de la llamada “tormenta perfecta” que ha caído sobre el sector, no sólo en España. Sin embargo, sí pienso que su papel de filtro de la buena literatura y de detección de nuevas tendencias y autores sigue siendo fundamental. Ahora es importante que se muestren abiertos a explorar otras posibilidades que les brinda este entorno cambiante, pero que no sean excesivamente impacientes: las grandes transformaciones requieren de cierto tiempo para implantarse. No deben esperar resultados inmediatos.

 

Las grandes transformaciones requieren de cierto tiempo para implantarse.  Las editoriales no deben esperar resultados inmediatos

 

¿Y los nuevos autores independientes?

Me temo que la época en que un autor podía desarrollar una carrera literaria desde un encierro privilegiado en su torre de marfil ha terminado, sobre todo cuando se está empezando. La literatura se ha desprestigiado mucho en España en los últimos años. A eso se suma que debe competir con otras formas de ocio que antes no existían: redes sociales, videojuegos… El autor ha de aprender a hacer algo que tradicionalmente nunca se le ha dado demasiado bien: promocionarse. Pero no sólo promocionar su obra, sino también a sí mismo como autor. El público ya no se conforma con disfrutar de un libro: quiere disfrutar también del trato y del conocimiento de quien lo ha escrito. La atención a las redes sociales, pero también los actos presenciales de promoción, presentaciones, lecturas públicas y sesiones de firmas pronto se convertirán en una parte irrenunciable de la profesión de cualquier escritor, sobre todo si es independiente.

 

¿Qué les aportan a ellos los Seebooks?

Nuestra línea “Seebook Difusión” para autores indies les proporciona una extraordinaria herramienta. Con nuestro formato tangible, pueden sortear sus ebooks en redes sociales, o venderlo en sus presentaciones. Es también muy adecuado como recompensa asequible y fácil de enviar en las campañas de crowdfunding, cada vez más populares y necesarias. Seebook también es permite entrar en contacto directo con su público a través del correo electrónico. En estos momentos estamos ultimando un acuerdo con quince bibliotecas catalanas para que los Seebook Difusión tengan presencia en las bibliotecas, que es el lugar ideal para construir una cantera de primeros lectores. En el marco de este proyecto, que pronto esperamos poder ampliar a toda España, estamos organizando actividades que les permitirán promocionar su obra y darse a conocer, que es el primer paso para aspirar a una edición tradicional.

 

No al DRM ¿Qué gana la editorial? ¿Y el autor?

La editorial, para empezar, se ahorra pagar costosas licencias a Adobe, que es la propietaria del DRM. Un gasto completamente inútil, ya que el DRM duro ya no cumple con su finalidad de combatir la piratería. ¡Todo el mundo sabe que hackear un ebook para retirarle el DRM es un trámite mucho más sencillo que registrarse en Adobe para poder leerlo sin quitárselo! Tanto la editorial como el autor ganan en lectores contentos y que no se sienten criminalizados a priori.

El prestigioso diario norteamericano Financial Times publicó el pasado fin de semana una información en la que destacaba la caída de ventas de libros digitales en EEUU y UK -países que normalmente marcan la pauta- sin embargo las cifras en España se mantienen más o menos igual ¿A qué crees que se debe?

A la estabilización paulatina del mercado. España entró más tarde y no ha alcanzado todavía su momento de estabilidad.

 

 

¿Está el futuro del sector en la “edición híbrida”?

Sin lugar a dudas. Creo que cada vez habrá más escritores cuya carrera empiece por la autoedición, se afiance través de la edición tradicional y se libere volviendo de nuevo a la autoedición

 

¿Por qué habéis unido fuerzas con Entreescritores?

Porque es una iniciativa original que se distingue del alud de ofertas para escritores indies que empieza a poblar la red. Porque involucra a los lectores en el proceso de escritura. Por simpatía. Y porque es importante que las pequeñas empresas que nacemos en torno al mundo editorial aunemos fuerzas y establezcamos complicidades.

 

¿En qué va a consistir nuestra colaboración?

A través de Entreescritores vamos a patrocinar la categoría de literatura infantil y juvenil, publicando al ganador en formato Seebook y con distribución en nuestra extensa red de librerías, consultable en nuestra web seebook.eu.

Además, Entreescritores va a ofrecer entre sus autores nuestra línea “Seebook difusión”, especialmente concebida para autores indies y que, aunque no tiene distribución en librerías, se beneficia de todos los acuerdos que estamos alcanzando con bibliotecas.

 

¿Qué les aportará a los escritores autopublicados que llegan a Entreescritores?

Una herramienta promocional de primera fila. Les permitirá tener un libro tangible que ofrecer, firmar y vender, aunque sólo lo tengan en formato electrónico, además de la posibilidad de entrar en contacto con sus lectores a través del correo electrónico. Además, como no es una publicación propiamente dicha, sino una herramienta de difusión, seguirán teniendo abierta la posibilidad de publicar con una editorial o de presentar esa obra a concursos. Seebook Difusión no les cierra ninguna puerta.