Encuentra lectores para tu libro

Consigue que una editorial lo publique

Publica tu libro

Tag : lectura

post image

“Esta crisis no se arregla con cambiar alguna pieza averiada del sistema sino cambiándolo todo”

Portada que muestra a dos personas mayores dentro de un coche

DESCARGAR LIBRO EPUB O PDF

Entrevistamos a Ricardo Echanove Tuero con motivo de la próxima publicación de `Cosas de mayores´, “un relato de ficción muy realista y sin concesiones a la fantasía” protagonizado por dos octogenarios sin miedo de pasar revista a sus vidas.

La esperanza es la máxima que empapa la literatura de Echanove Tuero, uno de los autores más queridos y mejor valorados de Entreescritores.com. Un “joven octogenario”  que ha sabido disfrazar el ensayo de comedia y que ha analizado una y mil veces esta sociedad.

¿Cuándo diría que se convirtió en escritor?

Yo empecé a publicar después de mi jubilación. Así que hablando en términos apropiados, no tengo eso que se llama una gran trayectoria literaria, pese a mi avanzada edad. Ahora bien, mi afición a escribir nació conmigo, y a lo largo de mi vida he escrito decenas de relatos de viajes y cuentos variados, artículos en prensa, principalmente de contenido político,, infinidad de escritos sueltos sobre diversos temas. Libros publicados se cuentan con los   dedos de la mano: “Donde siempre a la misma hora”, crónica novelada sobre la transición española a la democracia; “Humor y Amor a la carta”; “Cosas que me contó mi primo” -novela inspirada en la muerte anunciada de un entrañable amigo-; “Pero no estamos solos” -sobre la crisis económica y demás crisis de las que lamentablemente no acabamos de salir, y finalmente, “Cosas de mayores. Parlas y andanzas de dos jóvenes octogenarios”, que acaba de ver la luz.

Se ha movido por las lindes de la crónica novelada uno de los géneros más vendidos en España ¿Por qué el lector se encuentra cómodo con esta narrativa?

El escritor siempre escribe sobre sus propias experiencias, sobre lo que va conociendo y experimentando a lo largo de su vida. Y es la nostalgia de todo ello la que empuja al escritor vocacional a reproducirlo de alguna manera. Unas veces se limitará a reproducir la realidad tal como pasó o la recuerda, y otras preferirá meterse en los territorios de la ficción y escribir sobre lo que no pasó pero pudiera haber pasado. No suele haber ni crónicas puras ni pura ficción. Con mayor frecuencia se produce una mezcla de ambas. Y el lector parece agradecerlo porque además de emocionarse y divertirse al mismo tiempo, se enriquece culturalmente. Incluso la considerada como historia pura, ya sabemos que no es sino una versión más de lo que realmente sucedió, pero habría otras versiones. Precisamente aquí, en España, La Transición a la democracia del año 1977 despertó la avidez por conocer otras versiones de nuestra historia distintas a la que se nos había contado en exclusiva, y no es por eso de extrañar que haya sido uno de los géneros más vendidos.

En tiempos de crisis la lectura es bálsamo de fierabrás.  Si la superventas Almudena Grandes nos pone nostálgicos con sus “Besos en el pan” ¿qué consigue “Pero no estamos solos”?

La crisis que venimos padeciendo en los últimos años en España es de tal dimensión y gravedad que tenemos que acogernos al no pequeño consuelo de que esto no solo nos ha pasado en España por la burbuja inmobiliaria y la corrupción, o porque “somos un desastre” sino que también el mundo globalizado y particularmente Europa, está en crisis, en una crisis sistémica, total, de las que no se arreglan con cambiar alguna pieza averiada del sistema sino cambiándolo todo. A día de hoy nadie sabe con certeza en qué va a quedar el mundo que conocemos. Y ante este horizonte de incertidumbre y confusión se me ocurrió poner a mi anterior relato el título “Pero no estamos solos” para provocar un alivio en el lector, como pura expresión de esperanza.

¿Por qué un relato coral?

Inicialmente se creyó que la crisis financiera era algo que solo afectaba a círculos muy profesionales relacionados con el dinero.Enseguida empezó a extenderse a todos los estratos de la sociedad y la ciudadanía a sentir los efectos de la misma en su propio bolsillo o en su estatus laboral o profesional, especialmente los afectados por el paro , la expresión más dolorosa de la misma. Y en las calles de la ciudad ya no se hablaba de otra cosa, ni en las barras de los bares, ni en los enmoquetados clubs, ni en las fábricas y despachos. Vamos la crisis se había socializado, todo el mundo acabó aprendiendo lo que significaba la “prima de riesgo”. Por eso, escribir sobre este tema no podía hacerse más que desde una perspectiva coral.

 

Al final, todos acabaremos haciéndonos mayores. Y esa es la modesta pretensión de “Cosas para mayores”, cuyo solo título es toda una declaración de intenciones

 

Últimamente su carrera se ha enfocado hacia un público lector más adulto ¿Existen géneros literarios sólo para los más mayores?

A mí me suele ocurrir que después de leer algo más o menos interesante me he dicho al acabar, “en cualquier caso, qué bien escrito está, o lo contrario, qué pobremente escrito está, o directamente, cómo ha podido publicarse algo tan confuso o mal escrito”. En definitiva, yo creo que el buen lector aprecia también la pulcritud literaria o la falta de ella al margen del contenido. Y siguiendo esta línea argumental, más que de géneros literarios para mayores yo diría que hay argumentos y contenidos especialmente interesantes para mayores pero que pueden interesar a otros lectores de cualquier edad si están certeramente explicados. Al final, todos acabaremos haciéndonos mayores. Y esa es la modesta pretensión de mi último relato “Cosas para mayores”, cuyo solo título es toda una declaración de intenciones.

La edad no ha sido capaz de restarle ni un ápice de su hilarancia. En su segunda obra, la colección de relatos “Humor y amor a la carta”, hace gala de un humor fresco del que se sirve para explorar al ser humano. Con permiso de Quevedo, la verdad ¿mejor mostrarla en camisa que desnuda?

Mantener el sentido del humor ante la vida y la disposición a tomarse uno a sí mismo un poco en broma es un privilegio del que me siento muy satisfecho a mi edad. Creo que eso se lo debo a haber formado parte de una familia de doce hermanos y a haber tenido una madre que vivió con gran lucidez hasta los 106 años. Y, por supuesto, estoy plenamente de acuerdo con Quevedo.

Su obra tiene como epicentro inamovible al ser humano

Yo creo que es una vocación: desde que nací lo que más interés, curiosidad, ternura y respeto me ha inspirado siempre ha sido el ser humano que tengo enfrente, tan frágil, tan contradictorio y tan inseguro a pesar de toda apariencia, el ser humano como superviviente.

¿Ha sido su trayectoria vital lo que le ha llevado a reflexionar sobre la personalidad?

Digamos que he tenido la suerte inmensa de haber conocido desde dentro una notable variedad de situaciones y comportamientos humanos . Pero insisto, lo principal en mi caso creo que ha sido esa especial e innata inclinación o interés  por cualquier ser humano que conozco.

La edad ha sido un constante en esta entrevista por eso me entra una duda ¿Los escritores se retiran?

Pues yo diría que sí, como los pintores, los escultores, los cirujanos, los abogados , los fontaneros o los artesanos.. Aunque se conserve la lucidez, la memoria o la rapidez mental no es la misma a medida que se van cumpliendo años y alcanzando una edad como la mía; pero ni siquiera la letra propia, “esa nadería”, que diría Borges, de deslizar el bolígrafo sobre el papel. Falla el pulso, empiezan a fallar muchas cosas, lo que naturalmente no significa que uno no pueda seguir creando y disfrutando y emocionándose con lo que sucede alrededor o hagan los demás.

¿Qué opina del conflicto vivido por algunos autores a principios de 2016 en relación al cobro de sus pensiones?

Me parece un ensañamiento fiscal impresentable y, además, un error, porque la actividad cultural y creativa debiera fomentarse por el beneficio que puede proyectar hacia los demás.

85 años no son nada. Goethe publicó su Fausto con 80 ¿Le queda entonces alguna novela en el cajón?

Goethe fue un genio. También yo, sin serlo, siento que me queda algo por decir, en la recámara. Pero tengo la impresión de que más que largos relatos intentaré expresarlo en cuentos y relatos cortos, que aunque sean igual de difíciles de lograr que las novelas, siempre “la carpintería” del relato resulta menos complicada y laboriosa. Luego te pones a escribir y no sabes por donde pueden salir las cosas, Pero eso sí, en cualquier caso y a poder ser, que el final de la vida me coja trabajando en este bendito hobby de escribir que está llenando mi vida.

La vida es un filón inagotable y me quedan muchísimas cosas interesantes sobre las que seguir escribiendo

 

 ¿Seguirá la edad presente en su próximo proyecto?

Presiento que nada especial, creo que ya he dicho lo poco o mucho que quería decir sobre la ancianidad. La vida es un filón inagotable y me quedan muchísimas cosas interesantes y bellas sobre las que me apetecería seguir escribiendo en el caso de que pudiese continuar haciéndolo.

post image

¿Cómo escribir un libro? Tipografías adecuadas

Publicar un libro es la culminación de un trabajo que va más allá de la escritura y toca temas como la edición, la selección de portadas o la protección de la obra. A lo largo de tres post trataremos de asesorar a los escritores independientes en la construcción de sus ebooks a través de algunos consejos.

*Al final del post os ofreceremos materiales descargables.

Tipografías de lectura cómoda

Bookerly es la apuesta de Amazon por una lectura más cómoda, esta nueva tipografía se estrenó el verano pasado para sustituir a Caecilia en los dispositivos Kindle y lograr “una lectura más cómoda“.

Amazon sabe que el soporte final influye en las necesidades del lector y el escritor también debería elegir las tipografías de sus libros conociendo algunos datos que le serán útiles a la hora de articular su obra. Existen dos grupos de tipos o “letras”: Serif y Sans Serif.

  • Los tipos con Serif incluyen un remate final, las más conocidas son la Times New Roman o la Garamond. Los textos que emplean tipos con serif tienden a verse más borrosos en pantalla que los escritos en fuentes sans serif. Sin embargo, es habitual encontrar títulos que emplean esta tipografía.
  • Por su parte las Sans serif o de palo seco, son lineales y suelen emplearse más en informes o textos similares. Algunos ejemplos son: Arial, Helvética o Calibri. Entre las más legibles están Open Sans o Roboto.

Como mención aparte, cabe destacar el caso de las versalitas, letras mayúsculas cuyo tamaño es similar al de las minúsculas.

Tipografías gratuitas

Antes de decantarse por una u otra tipografía hay que tener en cuenta  que muchos glifos o caracteres no soportan todos los idiomas y tampoco todas las familias tipográficas son gratuitas. Páginas como Google Fonts o Font Squirrel  no suponen gastos extras para los escritores y permiten el uso comercial de las tipografías.

Descarga nuestra muestra de ejemplos de tipografías con un click:

Artículos de interés:

Cómo mejorar la tipografía de un libro electrónico. Talleres de escritura Sinjania

Qué tipografía usar para libros impresos y digitales. Mariana Eguaras, consultoría editorial

Guia definitiva ¿Cómo diseñar y maquetar un libro electrónico? Lifestyle al cuadrado

post image

El dardo en tu narración

El estilo narrativo de un escritor no sólo es dificil de definir sino imposible de construir, se trata de una característica inherente a la persona, a sus vivencias y conocimientos. Lo que para unos escritores es un defecto para otros es su seña de identidad. Al siempre genial Hemingway no le importaba que  sus obras pasaran por el ojo revisor de sus editores, quienes se quejaban de tan dura labor. El padre de “El viejo Santiago” tenía sus vicios u “olvidos” y por eso tiraba de correctores en los albores de su carrera.

La autopublicación y la edición independiente les complican la labor a los escritores que caen inconscientemente en algunos vicios.

Los errores más comunes entre los autores noveles y los no tan noveles porque “errare humanun est” son esos que aguardan agazapados  al lector más puntillista. Atento a los que, desde Entreescritores queremos destacar haciendo honor a la labor de Lázaro Carreter:

 

“El dardo en la narración de los escritores”

 

El peligro de los adverbios terminados en “ente”

Cuando se cae en la repetición constante y muchas veces involuntaria de estas expresiones la impresión que puede llevarse el lector es de pobreza expresiva. Deternese y pensar en sinónimos puede enriquecer los textos sin que peligre su sencillez.

 

Atracones de adjetivos que se indigestan

Hacer de una narración algo estético lleva por derroteros equivocados a los autores. Demasiados adjetivos hacen que el lector se agote en la lectura. Como escritor debes saber dónde está el centro de interés de una oración o párrafo. Si lo importante es el sustantivo no necesitas adornar con demasiados adjetivos que sólo resultan redundantes.

 

Diálogos que pecan de superfluos

Reproducir escenas y aportar tensión a los diálogos es una labor muy complicada. Muchas veces el lector es incapaz de notar la tensión que genera una disputa . Para evitar que un diálogo se convierta en una serie de líneas de relleno que no cuentan nada están los incisos. Sin abusar de este recurso el autor logrará dotar de vida a las conversaciones y facilitarle una imagen mental más acertada al lector.

 

Eufemismos de quita y pon

Salinger o Bukowski no tenían miedo de expresarse como cada ocasión lo requería. El escritor no debe temer el uso de tacos o palabras que a priori resultan malsonantes, pero ojo,no se tata de copiar las bases del realismo sucio, sino de buscar la naturalidad.

post image

Descargar ebooks que vienen de China

Según los datos del Comercio exterior del libro elaborados por  Fedecali,  en 2013 China, se  convertió en nuestro principal proveedor de libros, superando los 59 millones de euros en beneficios y más 25 millones de ejemplares importados. Sin embargo el  mercado fundamental para las empresas editoriales exportadoras del sector del libro sigue estando en el continente americano. El idioma une, de eso no cabe duda, y el país con el que más comparte el sector editorial español es México.

Los lectores de la Península del Yucatán se decantan por las obras de Infantil/Juvenil, como demuestran los casi 26.000 obras exportadas en el año 2013. Un dato potente que a pesar de todo mermó en un 2% respecto al año anterior.

La pasión mexicana por los autores españoles es evidente, desde  Marsé a Goytisolo- que fue galardonado antes con el Juan Rulfo de Literatura Latinoamericana que con el Cervantes-  son grandes consumidores de nuestra narrativa.

Intramuros el panorama es otro. Si bien es cierto que España es amante confesa del inconformismo de autores como Octavio Paz o Carlos Fuentes, lo cierto es que en los últimos tiempos la literatura china nos atrae en general, aunque eso sí, más en el tradicional soporte de papel.

 

 “En la última década se ha realizado un esfuerzo por reducir la distancia que nos separaba con respecto a nuestros socios europeos en cuanto a los hábitos de lectura”.

 Xavier Mallafré, presidente de Fedecali

 

 ¿Qué leen lo usuarios de eReaders españoles? -Apúntense el dato escritores en español de todo el mundo-

La estadísticas de Fedecali apuntan a una afición por la novela de ficción desde 2012, está claro que el género erótico vive su mejor momento -posibilidad de descargar libros de manera más privada anima a los consumidores de este género-.
Mai Jai es uno de los escritores chinos de mayor proyección internacional y aterrizó el año pasado por estas lides  con muy buena acogida, su carta de presentación “El don” de la que afirmó que “no podría haberla publicado en la China de hace 30 años”. Sus ventas en digital superaron con creces los diez millones de ebooks y su estilo de thriller nórdico ha conquistado a los lectores de España y Latinomérica.

FUENTES:

Comercio exterior del libro 2013 De La Asociación de las Cámaras del Libro de España (Fedecali)

Comercio Interior del libro 2012 (Fedecali)

post image

Publicar libros no es sinónimo de triunfar

Nada puede garantizar un final idílico para un libro y es que la era de las segundas ediciones y los best sellers ya no es lo que era. Ninguna editorial o distribuidora puede asegurar que los libros no acaben en una planta de reciclaje, y lo que es peor, nada garantiza que los lectores se interesen por el libro que acabas de publicar, o de autopublicar.

Según publicaba la experta en edición, Arantxa Mellado, en Actualidad Editorial, nada influye más a la hora de decantarse por una lectura que la recomendación de otro lector, “el criterio lector de otra persona o grupo de personas.”

El fin último del arte o lo que lo convierte en arte es apreciarlo como tal, pero a veces se dan ciertos condicionantes que dificultan el éxito de un libro. Llegados a este punto ¿Quién no recuerda una de las afirmaciones más lapidarias de Pío Baroja? “Los libros son como los amigos, no siempre es el mejor el que más nos gusta”.

Desde el Observatorio de la Lectura y el Libro apuntan que diariamente se registran 245 nuevos títulos, de los cuales 57 son ebooks y hace dos años, la consultura editorial Mariana Eguaras apuntaba en su blog que las editoriales muchas veces se ven obligadas a destruir cientos de ejemplares. Es cierto que existen muchos más factores que en fluyen en dichas destrucciones (plagio, caducidad sobre los derechos de la obra o costo de almacenaje, entre otros), pero el excedente de obras es una realidad.

Sin embargo esto no debe desanimar a los escritores en aras de publicar sus libros. El autor colombiano, Mario Jursich lo tiene muy claro:  “Ser escritor significa tener un gran talento para soportar el rechazo”. Un rechazo que puede venir de las editoriales o de los lectores; y que puede derivar en la triste quema literaria.

A pesar de todo, siempre existe una solución. La garantía de éxito para los escritores reside en la consecución de lectores  que compartan opiniones y percepciones de sus libros con más lectores.

Fuentes:

Actualidad Editorial

El blog de Mariana Eguaras

post image

Rosa Montero: “Las editoriales quiebran, muchos escritores no encuentran editor y de seguir así dejaran de escribir, no podrán permitírselo”

La escritora Rosa Montero es concisa, segura y cientos de calificativos positivos más, pero lo más importante es que no teme afrontar las vicisitudes del futuro cultural de España con una sonrisa y una implacable visión crítica de la situación que vivimos. Inmersa en la promoción de la que se ha convertido en su novela número catorce, “El peso del corazón”, ha reservado tiempo para hablar con Entreescritores.

Laura Freixas nos comentó que antes que periodista es escritora ¿Usted?

Es que el periodismo escrito, el que yo hago, ser reportera, articulista, entrevistadora, eso es un género literario más, hacer periodismo también es hacer literatura, también es ser escritor. “A sangre fría” de Truman Capote es un reportaje y es una obra literaria inmensa. Pero vamos, yo empecé a escribir ficción de niña, como la mayoría de los novelistas. Mis primeros cuentos los escribí a los cinco años y eran de ratitas que hablaban. Así un desde que me recuerdo como persona me recuerdo escribiendo ficción. La novela es mi vida, es decir, es mi manera de soportar la vida, es algo esencial en mi. El periodismo me ha gustado mucho pero es algo posterior y exterior. Es un trabajo.

 

No puede negar que ha ejercido como periodista en momentos clave  ¿Ha marcado eso su estilo?

He sido periodista durante muchísimos años y al mismo tiempo también escribía ficción. La novela surge de todo lo que el escritor es, sus sueños, sus enfermedades, sus lecturas, etc. Mi trabajo como periodista también ha contribuido a hacerme como soy. Pero vamos, no hay una relación directa para nada. Son dos géneros totalmente opuestos. De la misma manera que nadie le preguntaba a Octavio Paz, por ejemplo, si su poesía influía en sus ensayos y viceversa, no termino de comprender por qué siempre se pregunta eso del periodismo y la novela. En fin. En periodismo la claridad es un valor, cuanto más clara y menos equívoca sea una pieza periodística mejor. En novela la ambigüedad es un valor. En periodismo hablas de lo que sabes conscientemente; en novela de lo que no sabes que sabes. En periodismo hablas de los árboles y en novela intentas hablar del bosque. No tienen absolutamente nada que ver.

 

¿Se aprende a ser escritor?

Dicen los Goncourt que la literatura es una facilidad innata y una dificultad adquirida y estoy de acuerdo. Todos los escritores somos gente con facilidad para escribir (empezamos a escribir de niños, por ejemplo) pero todos los escritores que me interesan se pasan la vida luchando contra esa facilidad para ser mejores. Sí, naces y luego te haces.

 

Dicen los Goncourt que la literatura es una facilidad innata y una dificultad adquirida y estoy de acuerdo

 

 

Ha tocado casi todos los géneros ¿En cuál se mueve con más comodidad?

La novela es el más apasionante.

 

Hace poco afirmó que sus novelas de ciencia ficción son las más realistas que ha escrito ¿Es ese el secreto de una buena novela?

Depende de lo que quieras hacer con tu literatura y depende de lo que entiendas por realista. Lo que quise decir con esa frase es que la ciencia ficción no es un género esotérico que trata de cosas lejanas e incomprensibles. Para mi es una formidable herramienta metafórica que te permite ahondar en la realidad más profunda, en la condición humana.

 

¿Siente predilección hacia alguno de sus títulos?

Sí. Me gusta “Bella y Oscura”, por ejemplo. También “Historia del Rey Transparente”, por su complejidad y su ambición… Y en general considero que mis últimos libros son los mejores, los más maduros.

 

Nos encantó “La ridícula idea de no volver a verte” ¿Por qué pensó en la figura de Marie Curie?

¡Gracias! No pensé en ella, como cuento en el libro fue una casualidad. Mi editora me mandó el breve diario de duelo de Marie Curie, de tan solo 28 páginas, para ver si le hacia un prólogo, y nada más verlo se me ocurrió el libro. Pensé que la enorme vida de Marie podía servirme de pantalla en la que reflejar una serie de emociones y pensamientos esenciales sobre la vida que estaban dando vueltas dentro de mi cabeza desde hacía algunos años.

 

Con esta obra convirtió el concepto de muerte en parte natural de la historia de una vida…

-Ríe- Gracias por adjudicarme ese logro inmenso, no creo haber llegado a tanto. Pero es un libro que aspira a conquistar cierta serenidad ante la vida y ante la muerte, sí.

 

¿Cómo logró combinar realidad y ficción con coherencia y sencillez?

No sé. Los libros primero resuenan dentro de tu cabeza y la cuestión es aprender a traducirlos a la realidad sin perder mucho.

 

 

En plena promoción de “El peso del corazón” ¿Diría que vive una crisis el sector literario? ¿Y la literatura en español?

Lo que hay es un gravísimo problema con la piratería. Hoy se venden cinco o  seis veces menos libros que antes y se piratea de manera lamentable. En Italia, por cada soporte de ebook se venden diez libros electrónicos; en España, por cada soporte se vende medio libro electrónico…. Y estoy comparando con Italia, que tampoco es un país especialmente riguroso con la Piratería. Las editoriales están quebrando, muchos escritores no encuentran quien les edite y de seguir así muchos dejaran de escribir porque no podrán permitírselo. Creo que antes o después se conseguirá arreglar este problema de un modo  aceptable para todos, pero por ahora estamos en plena travesía del desierto.

 

¿Cómo lo están haciendo las editoriales?

Todo el sector del Libro lo ha hecho bastante mal. Han tardado muchísimo en pasar a lo electrónico y aun hoy siguen sin adaptarse bien. Los libros electrónicos no deberían costar tan caros y tampoco deberían tener un 21% de IVA. En fin, entre todo eso y la falta de escrúpulos de los piratas la situación es bastante desastrosa.

 

Ha sido galardonada con múltiples premios ¿Qué opina de lo que nosotros hemos denominado “One book wonder”?

El fantasma del bloqueo siempre ronda y muchos escritores dejan de escribir por diversas razones. Muchos abandonan porque fracasan, y pueden fracasar siendo muy buenos; otros porque el triunfo fue demasiado sonoro y a una edad demasiado temprana, como Carmen Laforet con “Nada”; además hay que tener en cuenta que Laforet luchaba también contra una sociedad tremendamente sexista. Otros caen víctimas de una ambición mal entendida;  tras el éxito de “A sangre fría”, Truman Capote se sintió muy dolido (con razón) porque no le dieron el Pulitzer y porque los intelectuales no le querían reconocer como el grandísimo escritor que en verdad era, y entonces se empeñó en escribir no ya los libros que necesitaba escribir, sino un novelón para deslumbrar a los críticos…. Y eso le destruyó. No sé a qué títulos te estás refiriendo en concreto. Ahora mismo también hay fenómenos de mercado, libros tremendamente mediocres por no decir muy malos que se venden muchísimo por razones extra literarias, y claro, después es difícil que esos inexistentes escritores sean capaces de escribir nada más. -Ríe-

post image

La distribución online de los libros ¿Utopía o distopía?

Guy Kawasaki lanzó un órdago al sector editorial allá por 2013 con sus “Diez estrategias para que los editores sobrevivan y tengan éxito”, entre ellas destacaba la importancia de complementar las acciones de marketing de los autores y es que, entre otras cosas, al departamento de marketing de una editorial le atañe entender cómo y porqué se distribuyen las obras en unas u otras plataformas y el resultado que producen estas acciones pero ¿En qué se basa una editorial para elegir sus plataformas de distribución online?

Está claro que el tráfico de las páginas, su nivel de crecimiento y facilitar la disponibilidad de sus libros en varios países de una forma rápida influye. Sin embargo, ver no es querer, y al igual que llegar a una librería no es garantía de vender tampoco lo es llegar a una librería online por mucho tráfico de usuarios que tengan.

Si en el caso de los libros físicos que se venden en librerías nos preocupamos por tener una campaña de promoción que se adapte a las necesidades del libro y del editor –algo que sólo nos asegura una semana en el mesa de novedades o en el escaparate dada la saturación de obras de las editoriales-, en las librerías o plataformas de venta online la prescripción basada en argumentos sólidos se ha convertido en el foco de atención de los responsables de marketing.

https://twitter.com/search?q=El%20sector%20editorial%20debe%20fijarse%20en%20el%20top%20ventas%20de%20Amazon%2C%20ocupado%20por%20autopublicados%2C%20que%20venden...&src=typd

 

“Para el  éxito  global no basta con tener los libros disponibles para todo el mundo sino conseguir que los lectores de cualquier parte te conozcan”

Amalia López, editora de Sinerrata

La responsable de una editorial como @Sinerrata, Amalia López, nos ha hablado de las bondades y sombras de la distribución online, y por lo que parece al final la prescripción se impone como argumento de peso a la hora de comprar o leer un libro.

 

 ¿Por qué Sinerrata distribuye sus obras en webs de terceros?

Los libros de sinerrata se venden en librerías online (somos una editorial digital) y desde finales del año pasado también en librerías de calle gracias a SeeBook. Lo hacemos así porque pensamos que es a las librerías donde los lectores acuden para encontrar un oferta variada y consejos de lectura, además de ser más ampliamente conocidas que una pequeña editorial como la nuestra. No descartamos vender en algún momento en nuestra web pero esto no es por ahora una prioridad.

 

¿Cuáles son los resultados de la venta online?

Las cifras de venta son por ahora bastante modestas. Aunque, en mi opinión, esto tiene que ver con una gran variedad de factores.

La estrategia de los 'e-books' de Harry Potter doblega a Amazon y revoluciona el sector editorial http://t.co/I8N4zUIh — Menéame noticias (@meneame_net) marzo 31, 2012

 

¿Pierden  su identidad corporativa las editoriales que distribuyen en Amazon o similares ?

En absoluto. Las editoriales siempre han vendido en librerías, que sean de calle o por internet no creo que afecte en ninguna medida a su identidad. La identidad corporativa de una editorial es su catálogo y lo bien que sepa mostrarlo.

 

 

¿Dónde va a comprar el lector frecuente?

A su librería de confianza. Y esa confianza se mide de múltiples formas. Puede ser donde mejor le aconsejen, la que le ofrezca mayor variedad o un fondo ajustado a sus gustos, mejores condiciones, más comodidad en la compra…

 

¿Dar el salto al mercado Latinoamericano exige este tipo de distribución?

El mercado latinoamericano está hoy más cerca que nunca gracias al libro digital, pero para tener éxito de forma global no basta con tener los libros disponibles para todo el mundo sino conseguir que los lectores de cualquier parte te conozcan.

 

¿Están vendiéndose bien las editoriales?

Esa pregunta tiene un sentido muy amplio y admite muchas y variadas respuestas pero digamos que las editoriales tienen aún mucho trabajo que hacer para darse a conocer, y a sus catálogos, a unos lectores que cada vez tienen a su disposición una oferta más amplia, no solo de libros sino de opciones de ocio.

 

Después de esta interesante charla nos damos cuenta de que en una librería online el lector es un consumidor más que busca allá donde la oferta se adapte a sus gustos. Por tanto, se impone el nivel de recomendación de los libros or delante del nombre de la editorial.Distribución editorial en la web copia

 

¿Deberían las editoriales plantearse una estrategia de dinamización para la distribución de sus obras en páginas de terceros? Desde luego es necesario que una buena estrategia de marketing incremente su visibilidad en Internet y genere engagement con el lector. Sólo así coseguiremos que los libros reciban valoraciones auténticas y valiosas.

Debemos convertir los espacios de venta y difusión de los libros  en pequeños foros de opinión para los lectores.

Dinamizar para opinar con propiedad es la clave para que la venta en librerías online funcione y nos allane el camino en las librerías físicas.

 

 

 

One book wonder

Escribir es crear un imaginario común, levantar Macondos y alumbrar a jóvenes Andreas que se muevan en la “Nada”. Complicado ¿Verdad? Quizá sea porque las musas se rebelan.

Los miedos, el alto nivel de exigencia o la muerte han frenado el impulso de autores que han pasado a la historia de la literatura con un sólo título que los encumbró para siempre. El reciente caso de Harper Lee, que tras cincuenta años de silencio se atreve a mostrarle al mundo su “Go Set a Watchman”, la secuela de “Matar a un ruiseñor” ha despertado nuestro interés por esas obras únicas.

Hoy esas musas rebeldes nos han chivado nueve one hit wonder de la escritura o como decimos nosotros:

El doctor Zhivago:

Borís Pasternak llegó a escribir una novela autobiográfica, sin embargo fue la memorable vida de Yuri Andréyevich Zhivago lo que lo llevó a conseguir un Nobel, premio al que tuvo que renunciar por presiones del gobierno soviético.

el-doctor-zhivago-blog de entreescritores

Cumbres borrascosas:

Un clásico de la literatura anlosajona otrora menospreciado. La pequeña de las Brontë publicó su romántica novela bajo el pseudónimo “Ellis Bell”, incluso los críticos de la época llegaron a achacarle la autoría a su hermana Charlotte. Una historia eterna llevada al cine, al musical a innmuberables adaptaciones televisivas.

cumbres-borrascosas-el blog de entreescritores

El gatopardo:

Giuseppe Tomasi di Lampedusa escribió la novela entre 1954 y 57, sin embargo su publicación fue póstuma. Una extensa narración que refleja el devenir de la familia Salina, representada bajo el símbolo del Serval.

“Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie”

el gatopardo_blog de entreescritores

El retrato de Dorian Gray:

Única novela del maestro irlandés del ingenio, Oscar Wilde.

Una novela de terror gótico considerada un clásico de todos los tiempos y un ejemplo de cómo la vanidad nos ciega. Una obra maestra intemporal y de nuestras favoritas del listado.

El_retrato_de_Dorian_Gray,_blog de entreescritores

Lo que el viento se llevó:

Gone with the Wind, la historia de una mujer sureña con el telón de fondo de la Guerra de Secesión.  La periodista Margaret Mitchell,  publicó una única obra que sin embargo se convirtió en uno de los libros más vendidos de la historia. Rompió esquemas y dio una lección de femenismo.

lo-que-el-viento-se-llevoblog de entreescritores

El guardián entre el centeno:

Tan alabado como menospreciado, el libro de J.D. Salinger  se convirtió en un canto a la rebeldía adolescente. Su lenguaje provocador y la imagen de la adolescencia que ofrece lo ha colocado innumerables veces en el centro de la polémica. El hecho de que el asesino de John Lennon, Mark David Chapman, declarase sentirse identificado con el Holden Caulfield protagonista de la historia no ayudó a mejorar la polémica.

guardiancenteno-el blog de entreescritores

Pedro Páramo:

La única de la lista escrita en castellano. Aunque el mexicano Juan Rulfo publicó una segunda novela, “El gallo de oro”, su publicación se dilató tanto en el tiempo -pasaron 25 años-que lo hemos incluído en el listado. Influencia fundamental del realismo mágico, “Pedro Páramo” está considerada como una de las 100 mejores novelas en español del siglo XX.

pedro_paramo-el blog de entreescritores

Belleza negra:

De éxito precoz, Anne Sewell se despidió de la vida con el tiempo justo para ver el éxito de su primera y única novela, la hepatitis no le dejó tiempo para más.

La autora inglesa plasmó en “Black beauty” su amor por los animales, en especial por los caballos, y trató de reflejar la importancia de los buenos sentimientos. Un fenómeno que se viene a sumar a esos curiosos experimentos en los que los animales se convierten en narradores: el Flush de Virginia Woolf o el Mister Bones de Auster.

bellez negra de anne sewell-blog entreescritores

La conjura de los necios:

Aunque La conjura de los necios obtuvo el Premio Pulitzer en 1981, John Kennedy Toole no vivió para ver como su única novela se convertía en toda una novela de culto. Ignatius J. Really se convirtió en el “caballero de la triste figura” made in USA.

la conjura de los necios post de entreescritores

¿Se os ocurre alguno más?

DRM: La limitación que vestía de derecho

“Cuando se juega al juego de tronos, solo caben dos opciones: ganar o morir”

La gran mayoría de los lectores reconocerán esta frase extraída de “Juego de tronos”, un libro que forma parte del Top ventas de Lektu, o lo que es lo mismo un ebook sin DRM.

Lo que los expertos del sector editorial defienen como “Gestión de derechos digitales” -Digital rights management- es en realidad una molestia y una contradicción.

Con la intención de apoyar a los creadores de contenidos digitales los editores han pasado por encima de la ley vulnerando el derecho de los lectores de hacer un uso libre de sus libros digitales y vulnerando además el derecho de efectuar obras derivadas.

El DRM permite a estos creadores de contenidos digitales controlar cómo y quién accede a sus productos, una herramienta no muy positiva para controlar la piratería.

DRM_artículo_blog_entreescritores

En realidad es una limitación que impide al lector realizar una acción tan sencilla como copiar el ebook recién descargado desde su eReader a su ordenador -es cierto que Amazon permite leer los ebooks en mi aplicación de Kindle para PC, pero sólo cuando el lector acceda al ebook desde su perfil de cliente-. Sobra decir que no es posible prestarle nuestro flamante ebook a un amigo ya que el distribuidor se vale del DRM para no legitimar el uso de ese archivo en otro dispositivo que no sea el nuestro y los archivos que descargamos gozan de un número limitado de descargas.

Una contradicción y un ataque al lector que acaba por repercutir en un descenso de las ventas de ebooks.

Según lo comentado en el II Congreso del Libro Electrónico, todavía hay quien no distingue un ebook de un archivo en PDF dentro del sector editorial -con el prejuicio que ello conlleva al lector-  Siendo así ¿Está correcto molestar más a los compradores de ebooks? ¿Es lógico evitar que se compartan lecturas entre aquellos que mantienen vivo el sector?

No, y además les obliga a ingeniárselas para poder compartir y “mover” sus ebooks. El DRM complicamos la lectura y con ello a los cientos de ebooks inéditos que se publican.

Libros_entreescritores_autopublicar_conseguir_lectores

Hace años Arantxa Mellado destacaba en Actualidad editorial una idea que queremos retomar para cerrar nuestro post. Se trata del planteamiento más que dudoso que han empleado hasta la saciedad editores y distribuidores para defender el uso del DRM: “Evitar que los compradores de los libros hagan copias y las compartan con otros lectores, porque les convertiría en piratas”.

Plataformas como Lektu demuestran que el DRM es un estorbo para el lector – que sí consume ebooks legalmente- y por tanto una piedra en el zapato de los escritores.

 

 

¿Quieres conseguir el último e-reader de Kobo? Participa en el sorteo #Kobo #Entreescritores

Premiamos a nuestros prescriptores literarios con dos E-readers  Kobo Glo

SORTEO PRORROGADO HASTA EL 15 DE DICIEMBRE

Para celebrar nuestra reciente colaboración con Kobo, líder mundial en lectura digital, queremos premiar a todos los lectores de las obras de Entreescritores disponibles en la biblioteca de Kobo.

Sorteo de dos e reader de kobo

1. El sorteo de DOS E READERS DE KOBO, es un concurso organizado por ENTREESCRITORES, en colaboración con KOBO.

2. Cada uno de los premios es intransferible y estará sujeto a la legislación fiscal vigente.

3. Los premios no podrán ser canjeados por su valor en efectivo.

4. Para participar en el Sorteo es imprescindible:

 – Para participar en el sorteo es necesario que envíes una recomendación de un libro de Entreescritores de la biblioteca de Kobo a través de twitter usando la URL: http://store.kobobooks.com/es-ES/Collection/entreescritores con los hashtags #Kobo #Entreescritores:

 

5. No es necesaria la inscripción en el sorteo. El único requisito será cumplir con lo indicado en el punto 4.

 

6. FASES DEL CONCURSO

• El 17 de noviembre, a partir de las 12.00 horas se darán a conocer los nombres de los premiados

7. La publicación de los nombres de las personas ganadoras de los premios se realizará en página web, facebook, twitter y blog de ENTREESCRITORES Y KOBO a la finalización del sorteo. Asimismo, a cada uno de ellos se le enviará un mensaje al mail o al teléfono que nos facilitó en el proceso de registro, que deberá contestar aceptando el premio en un PLAZO MÁXIMO DE SIETE DÍAS NATURALES. Si no se recibe respuesta dentro del plazo señalado, se realizará un nuevo sorteo y procederemos a designar de forma aleatoria un nuevo ganador o ganadora. Si la situación volviera a repetirse el premio quedaría desierto.

8. Las bases del concurso se rigen por la Ley española. Los participantes, con renuncia expresa al fuero que pudiera corresponderles, se someten a los Juzgados y Tribunales de San Sebastián para la resolución de cualquier controversia que pudiera derivarse.

 Sorteo_Kobo_ENTREESCRITORES